-TOP 10- Mejores Sorpresas del 2020

 

Llega el momento de destacar las mejores sorpresas del 2020, una de esas listas dónde posiblemente esos discos reveladores, o esos trabajos que consiguen sacarte el mayor asombro se dan cita en este apartado dónde se destacan los más sobresalientes.

También, porque no decirlo, la sinceridad ante todo, y aunque no sea una lista de descartes, sí que expande mi conocimiento en este 2020, y sobre todo alarga mucho más para que todo disco sea destacado. El empeño de un servidor por llevar la promoción de la mayoría de los lanzamientos reseñados cada año, tiene también su parte de culpa aquí y creo que una lista como esta, merece también tener su merecido reconocimiento.

Tal vez viendo las menciones especiales que tiene, puede ser la antesala de una lista con 10 grandes trabajos que han sorprendido por primera vez a un servidor aquí presente.

 

Mención especial;

 

CB3 – “Aeons” (The Sign Records)

Foot – “The Balance Of Nature Shifted” (Copper Feast Records)

Mountain Tamer – “Psychosis Ritual” (Heavy Psych Sounds)

LäGoon – “Maa Kali Trip” (Interstellar Smoke Records/Forbidden Place Records)

Population II – “À La Ô Terre” (Castle Face Records)

 

A continuación, los 10 discos más sorprendentes del 2020;

 

 

 

10 – Crystal Spiders – “Molt” (Ripple Music)

El disco cobra vida según su transcurso, su ambiente turbio es sin duda su gran baza para meterte de lleno entre la espesa arboleda y transpirar de esa humedad selvática mientras las melodías que emanan esas 4 cuerdas, pocas veces pueden sonar igual. Realmente, “Molt” tiene el mérito de tomar caminos diferentes y atraparte con ese heavy blues que aquí, ruge en medio de la oscuridad de la noche.

 

9.- Modulator II – “Silvered Hearse” (Stolen Body Records)

El ejemplar reúne todos los condicionantes para disfrutar de otra de esas experiencias que crujen evocaciones psicóticas proyectadas desde el limbo,  destellos espaciales incapaces de salir de nuestra cabeza con ese atrayente usurpador de ideas. “Slivered Hearse” es una de las explosiones más notables y reveladoras de este primer semestre de 2020 dejando tras de sí un vació cósmico del que sentirás como en tu interior crece cada vez más ese intento de caída hacía el abismo de la distorsión. ¡Bombazo!

 

8.- Sorcia – “S/T” (Incineration Ceremony Recordings)

Sobresaliente debut de unos Sorcia listos para dar guerra en años venideros con un arranque tan prometedor, como fundamental para la estirpe del sonido pesado en la actualidad. Un álbum que entra por el oído a la primera y hará a su vez, no solo que disfrutes de esta fiesta del riff más denso, sino que también saques el polvo a los vinilos de GoatsnakeWeedeaterWitch Mountain, y diversas bandas compatriotas de estos músicos con todas las garantías que siempre adopta la historia en una banda de Seattle, teniendo en su apartado técnico nombres con el suficiente peso para equilibrar esta cautivadora contundencia.

 

7.- Lonker See – “Hamza” (Antena Krzyku)

Hay una atracción oscura tras este disco que más allá de viajar entre sus muchos matices, disfrutar de su contante instrumental, fascinarnos a través de su imaginario universo, o simplemente deleitarnos ante el sabio mundo de la improvisación, “Hamza” sigue siendo tan caleidoscópico y dotado de esa versatilidad instrumental de Lonker See, como para disfrutar de sus muchos giros de guion dentro de una composición totalmente enrevesada, lleno de muchos recovecos por los que valorar los principales fundamentos del género. Más allá de todo esto, predomina el ADN de Lonker See y ese cruce que nos lleva desde la psicodelia, la cuántica espacial, la claustrofobia del noise, o los derivados de jazz más pusilánime. Todo un atrapa-mentes.

 

6.- Bone Church – “Acid Communion” (Ripple Music)

Para una banda que sigue llevando ese crecimiento de fans con cierta discreción, “Acid Communion” debería ser el álbum que los haga despegar definitivamente. Ejecución más que notable en la nueva firma de Bone Church, para un álbum que si te guías por las etiquetas impuestas por nosotros, y vas con toda seguridad a darle una escucha, es imposible que para tus oídos pase desapercibido. El truco esta en esa yuxtaposición de la banda entre el pasado y presente, justo en medio de esa línea que los difiere, su mejor y más arrogante rock’n’roll se afianza impecablemente en una oferta que sencillamente entra de inmediato.

 

5.- Vitskär Süden – “S/T” (Self Release)

Si contamos las horas de la tarde y nos sentamos en primera fila dispuestos a disfrutar de su bella puesta de Sol, será en esos momentos cuando un álbum como este, a pocos instantes de entrar en la oscuridad total, tome conciencia de sí mismo. Esto es exactamente la propuesta debutante de arrolladora imaginación por parte de Vitskär Süden. Algo pocas veces visto al ver la ejecución soberana que puede llevar una banda en su mismo nacimiento, un desarrollo fuera de lo común que de alguna manera te absorbe irremediablemente al agujero negro que aquí se presenta.

 

 

4.- Lord Loud – “Timid Beast” (King Volume Records / Kozmik Artifactz)

Todo una cadena de montaje a la hora de lograr los riffs más bestias y atrevidos, “Timid Beast” impulsa a Lord Loud como uno de los grandes discos reveladores de este 2020 a tener en cuenta. Once pistas concentradas en un espacio de muchas dimensiones, pero siempre combatiendo sus vibraciones más garajeras, como base auditiva ejemplar para hacerte despegar del asiento con un rebozar de fuzz y pegadizos estribillos para marcarlo entre tus favoritos del presente curso. “Passé Paranoia” marcó el camino, “Timid Beast”, tumba cualquier espejismo. Los californianos llegan para quedarse…

 

3.- Little Albert – “Swamp King” (Aural Music)

Las graduaciones en el jazz por parte del respetable y mejor entusiasta Piccolo en el conservatorio de su natal Treviso, obtienen sus mejores credenciales en este “Swamp King”, un proyecto paralelo a Messa como soplo de aire fresco y mejor aroma al buen blues de la época, que aquí nos trae de regreso las mejores memorias. Acumulamiento de las ideas más lentas, deslizantes y seductoras, que siempre han caracterizado al estilo. En este caso el heavy blues de Little Albert obtiene muchas partes de puro músculo, así como otras nos dejan caer en las manos más tentadoras. Un arranque prometedor que aporta nuevas ideas al género establecido y siempre penetrante, del mejor blues.

 

2.- Rider Negro – “The Echo Of The Desert” (Self Release)

Saborear el mejor néctar de estos Rider Negro, es llevarnos hasta esos paraísos desconocidos, propios del mejor trance, inhóspitos de la fauna más exótica. “The Echo of The Desert”, abre las puertas a este sensual mundo dotado del mayor de los misticismos como ópera triunfal del nacimiento de esta banda. Inconmensurable en todos sus aspectos, la mantra que aquí se despliega en sus 55 minutos de sinopsis general, nos baña a través de nuestro dios Sol, y el arrumaco en nuestras cálidas noches selváticas.

 

1.- Lord Buffalo – “Tohu Wa Bohu” (Blues Funeral Recordings)

No imagino otra carátula que cubra la portada de este disco, un fresco amanecer convertido en un inmenso mar de nubes que baja por la ladera del valle dispuesto a llenar esa frialdad interior en el pueblo dónde te acurrucas cada noche. “Tohu Wa Bohu”, por una cantidad de razones, es uno de las culminaciones del 2020 si estamos dispuestos a buscar un disco que nos engulla por su atmósfera. Toda una colección al folk contemporáneo que por momentos traigan timbres en sus voces semejantes a los del maestro Lanegan. Sombras melancólicas se levantan desde el cielo de Austin con una languidez totalmente dominadora de nuestros sentidos en este inolvidable atrapa-sueños.

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *