Black Willows – «Samsara» (2016)

Black Willows - Samsara

Stoner / Doom Metal

 

La nueva fábula de Black Willows se llama “Samsara”, la consecución de su álbum debut lanzado en el año 2013, “Haze” (reseña aquí) y bestial regreso en otro de esos lanzamientos de final de año que ponemos entre comillas.

Con su particular campaña de crowdfunding detrás, mucho se han trabajado los músicos de Lausanne para que este nuevo “Samsara” hoy en día sea una realidad disfrutable para los amantes del sonido pesado.

Mucho más intenso que “Haze”, el nuevo álbum de Black Willows es más crudo y monolítico que su predecesor y sobre todo, viene caracterizado por dos epopeyas de 15 y 25 minutos que cierran este imperioso del doom más sádico.

La mística y el onirismo siempre han ido cogidas de la mano dentro de las canciones de Black Willows, y desde que escuchas ese cuenco tibetano en la intro que lleva el nombre del disco es como si entrarás en fase de descomposición porque acto seguido, la malevolencia de sus riffs perturbarán tus ideas hasta que acabes en la enajenación final.

“Sin” comienza de forma oficial el disco a través de un ritmo lento y demoledor, siguiendo ese patrón que marcan muchas bandas del género a la hora de entrar en un bucle de riffs repetitivos que harán mella en las paredes de tu habitación. Por el contrario, la continuación con “Rise” aumenta el ritmo dentro de un tema mucho más misterioso, conectando de fondo con esa mística que trae “Samsara” en su interior. “Mountain” black-willows-band-liveempieza a recoger los mejores momentos del disco, más stoner que las restantes, los suizos se hacen grandes como montañas para formar una cordillera de resonancias llenas de distorsión. Un ejemplo para conectar por la vía rápida con los ingredientes que trae este LP.

Llegados a este punto, el disco entra en una vorágine de extensos segmentos comandados por destructivas jams que se reconstruyen capa por capa. Inducido por el espíritu de los mejores Sleep, “Jewel In The Lotus” trae ese comienzo inquietante que explota pasados los 6 minutos de canción, a partir de aquí la banda entra en un caso de celestial distorsión que rinde culto al doom más tradicional.

Lo mejor de todo está en la atmosfera que capta esa esencia dónde el paisaje que muestra Black Willows se convierte en algo desolado y post apocalíptico. Como una tormenta que deja tal matanza y solo quedan cadáveres por todos partes bajo un oscuro y negro cielo que anuncia el final. Muy finos en este aspecto a la hora de recrear este escenario en sus composiciones, “Morning Star” cierra este lisérgico viaje a través de 25 minutos finales de la banda, simplemente únicos. Un subidón de adrenalina capaz de dejarte aturdido en sus picos más culminantes o cautivarte en sus momentos más melodiosos.

“Samsara” es la recompensa a todo el esfuerzo de Black Willows en los últimos dos años. Si en el 2013 sellaron con un álbum que los catalogo como uno de los mejores debutantes, este año llegan para confirmar que el sueño aún perdura y no te querrás levantar. Maratón de riffs doomsters dentro de un paraje oscuro, sombrío, melancólico y con una banda que se entrega en cuerpo y alma para con los suyos.

Facebook || Bandcamp || Bigcartel || Web Oficial

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *