Honeymoon Disease – “Part Human, Mostly Beast” (2017)

honeymoon-disease-part-human-mostly-beastHard Rock

(The Sign Records)

 

 

Segundo larga duración del cuarteto sueco Honeymoon Disease, publicado por The Sign Records, producido por Olaf Ersfjord y con portada realizada por Branca Estudio. Formados en 2014 por Jena (voz y guitarra), Acid (guitarra), Cedric (bajo) y Jimi (batería).

Un álbum en el que mezclan con energía diversas corrientes musicales con una base rítmica común, alimentándose de sonidos retro setenteros, pero sin demasiadas complicaciones, sin florituras. Dónde se cuidan mucho más las armonías vocales, con más presencia de la parte coral, que le da un cariz más soul en muchos de sus cortes, no en vano, en su primer single lanzado en la pasada primavera, ejecutan un cover del soulman Eddie Floyd, y que de alguna manera, influencia muchos de los temas del álbum, sin restarle energía a sus composiciones.

Ofreciéndonos a la vez un paseo por sonidos que podríamos calificar como herederos de bandas A.O.R. de los 80’s. Grabado en vivo en el estudio, tratan de transmitir la fuerza que tienen sus directos, como pudimos comprobar en su gira por la península meses atrás, y tal y como relata su batería Jimi; “querían que se plasmara en el álbum esa sensación de aspereza y que se notara el sudor del chaleco goteando desde los altavoces”. De igual manera Jena nos da la clave del título del álbum, “es más áspero y pesado, pero aún con un sentimiento melancólico. Es, en parte humano, pero en su mayoría bestia”.

Doce temas que rondan entre los tres y cuatro minutos cada uno, y que abren con “Doin’ It Again” un tema el cuál con la intro de batería directamente te mete en el sonido Honeymoon Disease, con un aroma de finales de los setenta en el que desarrollan sus típicos y potentes riffs de guitarra, y te enganchan desde el primer acorde. Esa tónica continúa en “Only Thing Alive” donde esos sonidos hard setenteros se reproducen con gran maestría, con el poderío vocal  de Jena. A partir de aquí, el álbum nos da un requiebro, que puede dejarnos descolocados, con esas voces soul que empiezan a hacerse más evidentes en “Tail Twister”, acompañadas de una sección de vientos y poderosos guitarreos a cargo de la parte femenina de la banda.

honeymoon-disease-band

La presencia de armonías vocales tiene su punto culmen en “Rymdvals”, una balada soul que puede recordarnos al último trabajo de sus paisanos Blues Pills en cierta medida. Pieza dulce, apetecible, en el que alternan el blues con el soul, y que poco a poco va subiendo el tono en su parte final, dónde el bajo toma el protagonismo a modo de introducción de su explosión final. Los tiempos medios se adueñan en “Needle In Your Eye”, con las voces femeninas y sus coros, como si de una banda de rock adulto se tratara, recogiendo un resultado ciertamente apetecible gracias a que sus  guitarras dan el contrapunto perfecto a la suavidad vocal, dotando de la fuerza característica de la banda en este corte.

Llegados a este punto, explota el rock and roll más clásico, frenético, movido, disfrazándose de Chuck Berry, en versión rubia y nórdica, apareciendo la sección de vientos nuevamente. Brillante “Fly Bird, Fly High”. Retoman el hard clásico con una sólida base rítmica en “Calling You” como aperitivo del tema más cañero del disco “Four Stroke Woman”, en el que Jena se viste de Tina Turner cual reina ácida se tratase.

Después de la tempestad, siempre llega la calma, en esta ocasión con “Night By Night”, un corte puramente A.O.R. en el que transitan por la vía abierta años atrás por bandas ochenteras con esa omnipresente armonía vocal a buen ritmo, repitiéndose en “It’s All Right”, con un toque algo más sureño. “Coal Burning” ahonda en la línea trazada al más puro estilo Foreigner  con un enérgico hard rock, más protagonismo de la base rítmica, y Jimi marcando el ritmo a seguir con gran brillantez. Para cerrar “Electric Eel” nos devuelve al aire festivo de la banda, más dicharachero y enérgico, con un gran solo final de guitarra y voces más desgarradas.

Después de una primera audición en la que no me sentí demasiado emocionado, he de reconocer que es de esos discos que, cuánto más escuchas, más te enganchan. Un disco en el que sus coros pegadizos, con ese contrapunto armónico  y sus riffs pesados, así como la sólida sección rítmica, se unen a unos excelentes arreglos y producción, consiguiendo un compactado trabajo. No inventan nada nuevo, pero lo que hacen, lo desarrollan con gran maestría, y que estoy seguro que en sus directos harán las delicias de la audiencia, porque si algo tienen estos chicos, es fuerza, y esa fuerza radica especialmente en su directo. Los menudos cuerpos de sus integrantes femeninas están llenos de energía,  derrochando un ritmo y vigor que se contagia inexorablemente. Hard rock clásico con aires retro en el que la parte humana se mezcla con la parte bestia sutilmente. Un sonido personal, claramente identificable, vigoroso.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook || Web Oficial || Comprar

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *