Slow Green Thing – “Amygdala” (2020)

Stoner / Doom Metal

(Fuzzmatazz Records)

 

 

Entramos de lleno en el cuarto acto de Slow Green Thing y este nuevo “Amygdala” lanzado a finales de Julio vía Fuzzmatazz Records, como fuerte tormenta propagando toda su hostilidad desde el este alemán, concretamente desde la ciudad de Dresden.

Nuevamente las borrascas del stoner y el doom vuelven a chocar entre sí para crear la tormenta perfecta. Este híbrido explosiona como la mejor vorágine pesada en la nueva entrega de Slow Green Thing. Seis largos actos para impartir la madurez llevada hasta los días del presente de unos alemanes que levantaron el vuelo hace 7 años.

Enamorados de los años pares, desde entonces 2014, 2016, 2018 y el presente 2020, han sido los años de sus lanzamientos. Estaba claro que viendo su última entrega no podían faltar a su cita en este curso, lo que me sorprende es la poca recepción de los medios del sector a la hora de no haber revisado este ejemplar que llama en sus estilos a todos los degustadores del señor riff.

Ver su irrupción en los últimos Doom Charts de Julio en la posición número 13, debería de encenderles una lucecita en la cabeza para estar expuestos a este nuevo ejercicio de detonaciones expansivas. Esta esfera de lisérgico stoner/doom, ácido en su atmósfera,  reverberante y contundente en su marca asesina, nos llevan a diversas vibraciones dónde las melodías en las limpias de su vocalista Sven, secundan influencias claramente noventeras pero de principios muchos clásicos.

A decir verdad no todo es stoner/doom, ni riffs lentos, la banda sabe cómo sorprender con cortes más vertiginosos como “Dirty Thoughts” y ese acercamiento en su atronador sludge que hace un mundo más implacable si seguimos la naturaleza de su base instrumental. En este caso hay que destacar la labor del batería Jörg, todo un motor que bombea con fuerza esa materia candente de Slow Green Thing.

Lo sorprendente a todo esto es que “Amygdala” rezuma una base atmosférica cojonuda, dando mucha espiritualidad al redondo para ir completando las diferentes fases de sus actos. Es verdad, es lento como marcan los patrones de sus influencias y sus letras pintan al verde familiar tal y como marca el nombre de su proyecto, pero saben expandirse más allá de sus propias ideas y hacer creaciones de la talla de su abridora “Medusa’s Spell” y ese atraco de emociones llevada en su marca progresiva como intratable detonación.

Desde un principio, Slow Green Thing parezca establecer un vínculo directo con el grunge, pero realmente eso se puede apreciar desde lo más oscuro de sus composiciones, hasta llegar a las armonías vocales de Sven. En este caso, Slow Green Thing no cae en el plagio de muchas y arremete con fuerza para desmarcarse con su mejor ADN, cautivándote dentro de una fauna salvaje de celestial distorsión, dónde respirar perfectamente su claustrofóbico stoner/doom atmosférico. Magnífica la ambientación aguardada en “Dreamland”, muy acorde al título, Slow Green Thing nos traslada a inhóspitos parajes llenos de armonía y una influencia que en cierta manera huele a la de los polacos Spaceslug, con esa inyección de riffs atmosféricos. El cierre con “Love To My Enemy” completan esos casi 18 minutos finales en unión con su predecesora para definir el encantamiento de la banda alemana a las vertientes del post metal.

No nos olvidamos tampoco de pistas como la misma que lleva el nombre del álbum o el single “All I Want”, siendo estas las más incisivas del redondo y con una épica tras de sí como para destacarlo, sobre todo en la labor de sus guitarras y la penetración de esos incendiarios solos.

En cierta manera, parece que estamos a una puerta contigua al universo de Spaceslug, pero con algo más de personalidad y sobre todo con la misma contundencia. Digamos que la diferencia llega en la progresión de sus ideas, más ambiciosas que nunca en esta cuarta entrega de unos Slow Green Thing que sin duda, ahora es cuando se encuentran listos y dispuestos para jugar con los hermanos mayores. Ya hace tiempo que se lanzó la primera piedra al estanque, ahora somos testigos de cómo esas ondas nos arremeten inexorablemente en un marco propio de la tormenta más salvaje en alta mar.

Ensordecedoramente bella esta barbarie.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Slow Green Thing

Bandcamp Slow Green Thing

Web Oficial Slow Green Thing

Web Oficial Fuzzmatazz Records

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *