Stonehenge – “Mild Thing” (2017)

stonehenge-mild-thingProgressive / Stoner Rock

 

Banda formada hace siete años, y que nos sorprendió en el año 2.013 con su excelente disco debut, este verano nos regaló éste “Mild Thing” al que vamos a tratar de sacarle el mayor jugo posible, ya que estamos ante una banda que tiene unos frutos muy apetecibles.

Con marcadas influencias de los sonidos desérticos stoner, su propuesta musical tiende, y más en éste registro, al heavy-progresivosetentero con importantes dosis de psicodelia.  Esta tendencia ya quedó patente en su primer trabajo “Bunch Of Bisons” (reseña aquí), pero quizás en “Mild Thing”, la cosa se intensifique más.

El registro fue grabado en la ciudad natal de la banda, Postman (Alemania) en Smokmask Sound por Kay Kittelmann como ingeniero, mezclado en KLangproduktion por Hendrik Gundlach y masterizado por Willi Dammeier en Institut für Wohlklangforschung, en Hannover, correspondiéndole el diseño de la portada a su teclista Johannes Walenta.

Si bien, en la gran parte de las bandas del género, el peso de las composiciones recae sobre la guitarra, en Stonehenge, todo el protagonismo corresponde a los diversos teclados que usa Johannes, teniendo un papel secundario el resto de la banda, que no por ello menos importante. Aunque también es cierto que la guitarra toma las riendas en alguno de los temas. El resto de la banda lo componen Enrico Semler (vocalista y guitarra), Michael Paukner (bajo) y Ole Fischer (batería).

Ésta influencia queda de manifiesto en palabras de la banda que se habla de su sonido como  “un alboroto de partículas zumbantes con una actitud de vivir el momento, con toque de krautrock e improvisación; tratando de envolver tu cabeza, todo empapado de una atmósfera bañada en órgano.”

En esta ocasión, Stonehenge nos proponen seis temas en los que los sonidos retro se hacen dueños de la escena, a través de resonancias progresivas, con una base de hard clásico salpicado por momentos stoner y excursiones psicodélicas.

“Don’t Shoot” abre el trabajo a base de hard rock, matizado por sutiles elementos funkies como los que ya nos mostraron en su disco debut, bajo atmósferas progresivas, siempre con un ritmo dinámico, oscilante a veces, con buenos riffs distorsionados, y registros vocales salpicaos por algún “falsete” en momentos puntuales. Un predominante órgano dirige toda la composición.

Con un complicado título para los que no entendemos alemán,  “Die Bockwursytmetapher”, la banda, bajo el mismo patrón descrito con anterioridad, crea un tema lleno de dientes de sierra, en los que los riffs de guitarra suben y bajan constantemente, con armonías vocales típicamente setenteras. Un tema que quiere ser doom, pero que se ve frenado en esa tendencia con el contrapunto de los teclados en rivalidad con los riffs de su bajo. Un curioso ejercicio combinado, que deja al oyente un poco despistado sobre qué es lo que está realmente está escuchando. La voz deja claro, que estamos ante un ejercicio de retro rock en la línea de bandas como Siena Root, por citar una referencia.

stonehenge-live-band

Stonehenge navega a la perfección por las aguas del heavy progresivo como demuestra “Ole In Het Spookhuis”, dotando al tema de aires psicodélicos con regusto stoner. Sobre pasajes se van tornando más suaves gracias a un órgano creador del aura de misterio, acompañado por unos finos punteos de guitarra que van creciendo poco a poco según avanza el tema.

La influencia setentera se pone más de manifiesto en “Mild Thing”. Un versátil tema en el que la banda transita por sonidos de rock clásico setentero, conjugando sonidos que nos recuerdan a Grand Funk Railroad, dentro de un ambiente de optimismo que va convirtiéndose en introspectivo a través de pasajes más calmados con aires de boogie blues, como preludio a incursiones en terrenos más lisérgicos en los que la calma hace acto de presencia sobre una línea bastante dinámica.

El punto álgido del disco lo encontramos en el tema de mayor duración del mismo. Hablamos de “Unsound”, un solvente solo de bajo inicia una suite en un clima sosegado, dónde los ecos más psicodélicos se desarrollan bajo el  protagonismo de efectos y riffs sobresalientes. Todo bien acoplado, una conjunción instrumental con tonos psicotrópicos, heavy psych arropado por un martilleo incesante de batería, en la que algunas voces misteriosas dan el contrapunto al predomino de la parte instrumental. Cada uno de los instrumentos tiene su momento de gloria a lo largo de los once minutos de “Unsound”. En mi opinión el tema más sobresaliente de todo el trabajo en el que el desarrollo de la capacidad creativa de la banda, adquiere las cotas más sobresalientes. Toda una epopeya.

Después de la odisea sonora, el disco se cierra con “Three Headed Chimp”, pista interpretada únicamente con guitarra acústica y unas voces corales llenas de feeling y sentimiento. Sosegada composición que vuelve a modular las palabras en modo de falsetos llegado determinamos momentos, pero sin que esto haga decaer el ritmo dado al tema, sino incidiendo en el objetivo del mismo.

Todo un ejercicio de versatilidad musical, de fácil digestión, en el que no existe hueco a la monotonía, y en el que los germanos Stonehenge confirman las buenas sensaciones que nos dejaron con su disco debut.  Una banda que tiene recorrido y personalidad, a pesar de que se mueva en los últimamente trillados terrenos de stoner y heavy progresivo dónde existen infinidad de bandas que suenan de manera similar.

Facebook || Bandcamp

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *