The Black Furs – «Doomed Blues» (2016)

The Black Furs - Doomed Blues

Proto Rock / Stoner / Death Blues

(Ohub Records)

 

 

No es un misterio para nadie que parte de las movidas que se están cociendo hoy es retroceder en el tiempo y posicionarse en una u otra época cercana a los 70´s y desde ahí diseñar todo un espectro musical. Muchos lo han tomado como una estrategia de marketing y así no ir contra las masas ávidas de consumir tendencias, ningún lugar está ajeno a esto. Digamos que eso es casi una verdad absoluta. Por otra parte existe otra estirpe de músicos que no conocen de épocas, de mentores o de vanidosas modas que, si bien su música resulta atemporal, no es precisamente porque hayan retrocedido a buscar el origen verdadero, suenan anacrónicos porque instintivamente han caído en una espiral introspectiva que va y viene en el tiempo adhiriendo a diferentes procesos de aprendizaje. Banalidades más o menos, The Black Furs es de éstos, de los que no los puedes dejar puestos en una época determinada y etiquetarlos estúpidamente,  estos tipos son de cualquier época.

Formados en el verano de 2013, en Tapiales, partido de La Matanza, al oeste de la provincia de Buenos Aires con una primera formación (con la que se grabó el disco) que incluía a Adriano Cupelli en bajo, Darío Cabrera en batería y Diego Low en guitarras y voces, todos viejos amigos que arrastran bandas desde hace casi 20 años, encierros absolutos quemando weed y girando vinilos como enajenados en búsqueda del rock maldito que ha existido siempre, en todos los tiempos. De tanto desollar discos de Howlin Wolf, MC5, New York Dolls o incluso del doom más fumeta, han parido un disco iracundo, mágico, sucio y adictivo a la vez, tanto como la peor de las drogas, esa de placeres infinitos y daños irreparables. “Doomed Blues” es una pieza que huele fuerte a ese blues primitivo del delta, corrugado de un garage y sonido proto que enaltece los formatos análogos. Aquí se propicia la espontaneidad y rudeza por sobre las delicatessen, aunque siempre dejan espacio para acariciarte antes de escupirte a la cara explosivos acordes cercanos al punk más brutal.

Cortes como “Devil Got Me On The Road” poseen ese ritmo y velocidad del rock and roll más clásico pero anfetaminizado al máximo, incluso en momentos se aceran sin asco a las aceleraciones descarriadas de Zeke, como sucede con “Warm Satisfaction”.

The Black Furs Band Live

“Doomed Blues” te desafía con momentos de alto despliegue, la propuesta de “Poison Deals” en una impronta cercana a los primeros The Hellacopters o Backyard Babies que rebosa energía y garage a raudales, en contraposición a la extraordinaria blueseada que se marcan con “Jesus Left Me Die So Young” en donde suman las notables voces de Aixa Lamas dándole un carácter impresionante al disco, multiplicidad de elementos, como las harmónicas de Fernando Vásquez  que flotan en varios momentos del disco y que en la suma se transforman en una vorágine de acordes y sonidos absolutamente alucinantes, trallazos de stoner corrosivo como la breve “Dos Corazones Duros” o el viaje que te meten con “Livin´Like a Dog” que de entrada acomete con fiereza para luego dispararse en un viaje astral de casi 10 minutos dando así forma definitiva a una pieza de inconmensurable valor.

El disco fue grabado en vivo en tres sesiones por Gabriel Rastelli en la misma sala de ensayo de la banda, se usaron amplificadores  valvulares de los 70’s  buscando ese fuzz natural de saturación extrema pero sin usar ningún tipo de distorsión adicional. Lanzado, finalmente, el viernes 13 de Mayo, producido, mezclado y masterizado por la propia banda y lanzado en su propio sello, Ohub Records que ya acoge a nuevos engendros de la misma calaña de The Black Furs y como si fuera poco, están organizando una serie de ciclos musicales llamados “Funeral Blues” dando espacio a otras bandas emergentes que se apañan en estas inquietantes criaturas.

The Black Furs después de varios tapes, avances y singles han vomitado por fin “Doomed Blues” un disco extraordinariamente adictivo, de un sonido valvular y orgánico, circunda por los fangosos lodazales del blues del delta, violentado a ratos por los sonidos volcánicos de MC5 o The Stooges, una bestia sónica de múltiples personalidades, cual de todas más frenética, 50 minutos en donde la fragilidad de nuestra capacidad auditiva será puesta a prueba con el desenfrenado Death Blues de los argentinos The Black Furs. Notable!

 

Bandcamp

Facebook

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *