Thermic Boogie – “Vastness And Matter” (2016)

Thermic Boogie - Vatness And Matter

Stoner / Intrumental / Boogie Rock

(HeadSpin Records)

 

 

Lo mejor que le ha podido pasar a una banda como Brain Pyramid ha sido sin duda su traslado a la ciudad de Barcelona, dónde algunos de sus integrantes se han puesto las pilas y han dado rienda suelta para liberar muchos de sus gustos musicales en diferentes proyectos y aquí es dónde viene una teoría mía. En sus años iniciales pudimos escuchar su maravilloso “Magic Carpet Ride” (reseña aquí), un magnífico entrante que rinde tributo a la banda Steppenwolf con ese título y su fina esencia y amor por el rock de los setenta. Tiempo después llegaría “Chasma Hideout” (reseña aquí), un ogro impulsado por buenas dosis del heavy psych más distorsionado, como unos Blue Cheer con más músculo si aún cabe y chutados hasta atrás. Gaston el guitarrista de Brain Pyramid, formó hace poco meses otro proyecto paralelo que muy pronto tendremos en esta web, Cachemira, dónde básicamente lo visto en “Magic Carpet Ride” vuelve a verse aquí en un estado más vertiginoso y progresivo. En el caso de Baptiste, su amor por los sonidos pesados no conoce límites y después de “Magnetosphere” (reseña aquí), último trabajo hasta la fecha de Brain Pyramid, nos llega ahora con su nueva banda, Thermic Boogie, una extensión de esos dos últimos discos con su proyecto principal.

Dejando a un lado esta pequeña visión de los franceses que me ha venido a la cabeza, centrémonos ahora en estos Thermic Boogie y su álbum debut “Vastness And Matter” que distribuye el sello HeadSpin Records en delicioso vinilo. La banda, en formación de dúo instrumental, está compuesta por el batería Baptiste Gautier-Lorenzo y Albert Martínez López a la guitarra, dos dementes sedientos y nunca mejor dicho, del boogie rock más demoledor, porque al fin y al cabo eso es lo que esta banda, un frenesí de armonías psicodélicas, redobles y la brutal distorsión que retuerce los amplificadores de los que se rodean.

“Vastness And Matter” es el patio de recreo de estos músicos, como una tarde de improvisación con la mayor inspiración posible por su parte. Todo huele a creatividad, las canciones no siguen un patrón en concreto sino un camino únicamente dictado por el alma musical de ambos componentes. Fantástico Albert Martínez a las cuerdas llevando una gama tan baja que parece sacar el sonido de guitarra y bajo a la vez. Por su parte, Baptiste, a quién ya conocemos de sus diabluras a los tambores, acompaña la rítmica de Thermic Boogie vista desde el empuje de sus redobles y su continuo maltrato, valga la expresión, en su batería. Todo un demonio más propio del muscle mar más vitaminado.

Thermic Boogie BandLa intro “A Black Powdery” o su primer adelanto “Space Void Of Matter”, son solo un pequeño deleite de estos forajidos. Más lentos, más rápidos, todo es energía y dinamismo para una antesala del eje central del álbum comandado por esa larga pieza llamada “Quadratonic Magnitude”, divida en 4 partes y que cruza el final de una cara con el principio de otra. Desorbitantes 4 segmentos definidos en casi 30 minutos de duración dónde se esconde el verdadero manjar de Thermic Boogie. El primer acto con “Amplitude” es al fin y al cabo el pequeño eco que dejaron algunos de los sonidos de “Space Void Of Matter”. Llegados a este punto, entra en juego el alarde a las cuerdas de Albert quién con cierta improvisación y la buena escolta de Baptiste detrás, acaban cerrando este primer episodio de la forma más desmelenada e infernal. “Distance” continúa con la imaginaria de la banda, capaces de llevarte hasta la atmósfera o aplastarte sin remisión con una pesadez celestial.

La cara B de “Vastness And Matter” sigue con la tercera y cuarta parte de “Quadratonic Magnitude”. “Lux Vacuum” y “Ascension” arrancan con las partes más experimentales del redondo, unas ambientaciones un tanto inquietantes se entremezclan con algunos arreglos blues por parte de Albert al que tampoco le tiembla el pulso de asestar el mazo más stoner cuando Thermic Boogie te monta en su montaña rusa. “No Pienses En Volver” trae otros quince minutos dónde extender más allá esa improvisación de ambos artistas. Desde intromisiones con guitarras acústicas, hasta maravillarte con una intensidad atmosférica que va creciendo cada vez más, agigantando la bestia que llevan dentro. En esta ocasión el protagonismo recae en Baptiste, quién lleva un control y concentración a los tambores con el largo y templado solo de redobles con los que clausura el álbum.

La química de ambos es perfecta, no me imagino a una banda como Thermic Boogie con otros componentes o incluso con más. Estos 2 hacen el trabajo de 6, sabiendo compenetrarse en diferentes momentos y ofreciendo como conjunto final una definición por el estilo que ellos más valoran. Como buenos aprendices, nos dan todo un homenaje para esos genios de la improvisación que nos han brindado durante décadas. “Vastness And Matter”, que hoy mismo sale a la venta a través de HeadSpin Records, se puede resumir en una tarde de juerga en el estudio, con todos los ingredientes necesarios, a partir de aquí, la premeditación de Baptiste y Albert se convierte finalmente en el aceite que lubrica este gran motor.

 

Facebook

Bandcamp

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *