Witchskull – “The Vast Electric Dark” (2016)

Witchskull - The Vast Electric Dark

 

Heavy Metal / Stoner 

(Ripple Music / STB Records)

 

Desde la capital australiana de Canberra, nos llega otro de esos debut larga duración ejemplares dónde comedir con fuerza lo mejor de heavy metal actual con el rock más pesado. Una buena sarta de riffs para enmarcar, un puñado de canciones adictivas como una solitaria recta dónde te provoque a pisar el pie a fondo y un buen chute del mejor combustible, con este rock que propagan Witchskull en su trabajo “The Vast Electric Dark”.

El próximo 23 de Septiembre, STB Records y Ripple Music se encargará de lanzar sendas ediciones de este nuevo obús al mercado, un disco que detonará de tal manera que solo dejará polvo y cadáveres a su paso pero como es nuestra primera toma de contacto con la banda, remontémonos un poco a los orígenes de estos australianos y conozcámoslo un poco más. Merecen la pena.

Formados a principios del año 2014 por una vieja gloria del thrash metal australiano como es Joel Green, batería de los legendarios Armoured Angel, y que para la ocasión, reúne a algunas amigos de la escuela como son Marcus De Pasquale (guitarra) y Tony McMahon como bajista y definición final de este bestial power trío que no caerán en el olvido con semejante debut.

Evidentemente estos tipos no son unos don nadie en su patria querida y ha servido con creces en muchos encuentros del directo con otras bandas de la talla de Windhand o Beastwars. ¿Su directo? Pues prácticamente idéntico a las hazañas que les han llevado con este “The Vast Electric Dark” a la hora de grabarlo; carnívoro, puede ponerte los pelos de punta o destrozarte las cervicales. Este debut bebe mucho de las fuentes principales que han convertido en oro en el género del rock o del metal en líneas generales, pero el simple hecho de pensar que este es su primer disco, te deja con una sensación de estar ante todo un talento que grita con prometedora fuerza desde su nacimiento. El tiempo nos dirá si valen lo que nos están demostrando en la actualidad. Desde luego van derechos por el buen camino.

Hablando un poco de “The Vast Electric Dark”, no hay tiempo para reflexión, este es un álbum vivo y de lo más eléctrico, sin tiempos muertos ni descansos que valgan, desde que le das al play entras en el rodeo de estos australianos. Este debut destapa las verdaderas creencias de los músicos y plasman las mejores partes de sus discos favoritos a su manera en su portentoso debut.

Witchskull Band

La combinación entre esa fiereza que llevan sus composiciones y las melodías es lo que hace de la música de Witchskull de lo más estimulante, como un rodillo que se enriquece de los estilos más pesados y frenéticos. “World’s Away” es un buen ejemplo para recordar el gran amor que tienen los australianos por los discos de Iron Maiden y ese reconocido galope rítmico comandado por el bajo y la batería. “Cassandra’s Curse” también libera la bestia impulsado por ese ritmo que impone el señor Green a la batería, sacando a la luz toda la veteranía en los tambores. ¿La aportación de McMahon? Fulminante, ¿un ejemplo? “Pan’s Daughter”, entenderán por qué. No se nos olvida a su guitarrista y vocal Marcus y aunque sus picos vocales muchas veces son repetidos, no deja de ponerle todo el brío en cada una de las composiciones pero dónde verdaderamente suelta su lado más salvaje es a través de la conducción en los riffs y solos de guitarra. Entrelazándolos en muchos momentos, consigue crear los puntos más culminantes del trabajo.

La producción del disco es divina, todo suena en su sitio y piezas como el arrollador inicio con la canción que lleva el nombre del LP es toda una declaración de intenciones de lo que nos va a ocupar durante los próximos minutos en las repetidas escuchas que les daremos porque eso es lo que tiene este “The Vast Electric Dark”, que su adrenalina se apodera de ti de tal manera que un imán actuará sobre tu cabeza. Una vez entras en su terreno, no hay forma de escapar.

Este primer larga duración forma parte de un todo, sus casi 40 minutos se pueden tomar como una sola canción que se podría describir como la bajada interminable de una montaña rusa. No hay frenos ni peros que ponerle a este redondo. Tan solo subir el volumen y disfrutar del mejor rock.

 

Facebook

Bandcamp

Comprar

Error: Embedded data could not be displayed.

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *