Sonidos Del Ayer; Baroness – “Blue Record” (2009)

Progressive / Sludge

(Relapse Records)

 

La etapa inicial de una banda como Baroness quedo para la posteridad del género con una primera trilogía de discos caracterizados por sus colores titulados, destacando mayormente sus dos primeras obras.

Tan solo dos años después de su debut con “Red Album”, los de Georgia tirarían de elegancia y mayor personalidad en esta segunda entrega que hoy viene a culminar la semana con otro capítulo, el primero de este 2024, a nuestros “Sonidos Del Ayer”.

Con una mayor producción, el arte desplegado por el propio Baizley iría más allá de la grandeza de sus cubiertas exteriores. Baroness tira de la épica en “Blue Record” por su diversidad, y definitivamente el inicio del camino sonoro al que hoy han experimentado en demasía.

Hay una calidad exponencial en el segundo tomo, no solo por sus diferentes interludios para agregar esas capas atmosféricas que aguarda el álbum de una mayor personalidad, sino esa variante estilística que lo convierte en uno de los crossover más distinguidos de esa primera década del siglo XXI.

Un disco detallista que llamaría a las puertas de la progresión de Baroness 15 años atrás, y que esto les haría quitarse esa comparación que les dieron a bandas como Isis o Neurosis. Evidentemente, el concepto musical de Baroness va más allá de una simple etiqueta, y con esa innovación persistente en todas sus canciones, es con “Blue Record” dónde se alcanza un diseño cargado de finas melodías, pasajes que incluso quedan en el recuerdo como geniales antesalas a la canción que continúa.

Al fin y al cabo, la idea principal de su mencionado líder para con este álbum, era llevar el propio arte del que desprende en su exterior, a un círculo completo. Cada canción representaba un acto que daría sentido a toda la obra.

El salto evolutivo de “Blue Record” no deja de ser sutil pero prometedor y lo más importante siguiendo a través de ese estilo como la mejor continuación a su debut. Hay que contar que Pete Adams entraría como nuevo guitarrista en este trabajo en sustitución de Brian Bickle, hermano del que era también batería de la banda por aquel entonces, Allen Bickle.

Con el paso del tiempo y los diversos cambios en la formación, Baroness ha madurado exquisitamente su sonido pero la proeza de “Blue Record” queda para el recuerdo por su empape de melodías que son historia viva de la banda. La transición del estilo se ve desde el rock más duro de “Swollen And Halo”, o como tirar de técnica a través de los estados de ánimo, el galope progresivo en clave Mastodon de “A Horse Called Golgotha”, los riffs pesados de “Ogeechee Hymnal”, el maravilloso juego de guitarras a velocidad de crucero en “Jake Leg” (alabado sea Melvins), o la destreza explosiva de la banda en el singleThe Sweetest Curse”.

El inclasificable “Blue Record” deja atrás su álbum debut para centrarse en una obra mucho más contemplativa. El esfuerzo continuado de los norteamericanos muestra una mayor solidez en esta mágica aventura sonora a la que muchos consideraron el gran disco de aquel 2009. Hoy, sigue perdurando como el gran recuerdo de los seguidores de Baroness, o aquellos excursionistas que realmente intentan buscar la puerta más aventurera de perpetrar en un disco que realmente lo tiene todo y para todos.

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone
Visited 30 times, 1 visit(s) today

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *