Sonidos Del Ayer; Black Mountain – «In The Future» (2008)

black-mountain-in-the-future

Psychedelic Rock

(Jagjaguwar Records)

 

Ayer precisamente mencionábamos hasta en dos ocasiones como son pocas las bandas que suelen lograr una discografía intachable, acorde con sus principios, similares a sus orígenes, sin desviarse del camino. No tengo porque mencionar ninguna de ellas, pero es verdad que este ejemplo en cuestión son muy pocas las que consiguen salvar la situación ya que el 80%, en líneas generales, de las formaciones, suelen ir de más a menos en su carrera. Son en sus primeros discos dónde se encuentra la verdadera savia de unos músicos en estado de gracia, sus canciones suelen ser las más reclamadas en sus conciertos y en multitud de casos, cae en el error de la experimentación, la exigencia de productores a hacerles cambiar torpemente en su sonido y/o estilo.

Podrían llamarme testarudo, he dicho esto cientos de veces, incluso puede haber algunos que voten por esa experimentación y sean partícipes de tal acto. Esta no es mi opinión exactamente, pero sí que es verdad que ejemplos que justifiquen mis palabras, los hay… pocos, pero los hay.

Divagaciones a un lado, Black Mountain es de esas bandas que yo metería en el saco de la experimentación. Una banda incuestionable, necesaria en el rock psicodélico del nuevo milenio, con momentos en su discografía para enmarcar. Hoy hablaremos del que muchos dicen, es su cima, “In The Future”.

Black Mountain.

A medio camino de esta pequeña teoría con la que he abierto un nuevo capítulo entre nuestros “Sonidos Del Ayer”, Black Mountain tiene todo mi respeto. Incluso soy fiel seguidor de un disco como “IV”, última entrega al más puro estilo floydiano de estos canadienses, protagonistas estelares, para cerrar la semana dentro de las resonancias escondidas en la puerta número 235.

Es en este 2019, cuando se cumplen 15 años de provechosa existencia para el género en las actividades de Black Mountain, precisamente este “In The Future” cumplió el pasado 21 de Enero de 2018 su década de duración, desde su lanzamiento original vía Jagjaguwar Records.

Después de su homónimo álbum que empezó a despertar el interés en la comunidad del rock canadiense, sería con este “In The Future” el que definitivamente impulsaría a una banda como ellos. Las grandes bandas mainstream, de esas que llenan estadios, a su paso por Canadá en las giras mundiales siempre escogían a ellos para cortejarlos en las grandes citas. Así, y poco a poco, Black Mountain se ha ganado su respeto entre el gremio del rock actual, salido desde esas cavernas del underground de Vancouver.

Tiene mucho mérito lo de esta banda, y lo es aún más dentro de una candente escena como la canadiense, uno de esos ámbitos plagados de talento, dónde difícilmente puede sobresalir una por encima de la otra, incluso llegar a la cima que han llegado Black Mountain. “In The Future” es el mejor escaparate para disfrutar del buen hacer de este quinteto, gobernado por su líder Stephen McBean y orquestado por la sensual voz de Amber Webber.

Guardo especial cariño a este disco por dos razones de peso; la primera es la que le suele pasar a muchos, fue el disco con el que me inicie en su mundo, la segunda, mucho más importante, es que siendo un álbum tan bueno, también tuvo una crítica dispar, me explico… “In The Future” no tiene la crudeza de su homónimo álbum debut, fueron muchos los que incluso tildaron a Black Mountain de pasar a convertirse en una banda indie, pero en mi opinión “In The Future” es el ejemplo perfecto de cómo ser funambulistas por un largo tiempo. Black Mountain, coquetea con muchos géneros, una raza experimental empezaba a marcar la línea que los han convertido en los músicos que son hoy en día, aunque la brillantez adquirida en este álbum no este a la altura de los últimos, hay una cosa innegable en Black Mountain, pocos artistas suelen estar tanto en el límite de experimentos como hacen ellos y salir victoriosos. Este es el motivo por el que Black Mountain tiene todos mis respetos, una banda que rinde reverencia a los mayores, con momentos culminantes como “Bright Lights”, o lo que es lo mismo, 16 minutos puros de Black Mountain que son blancos o negros, o te enamoras o te parece un absurdo, yo soy de los primeros. Estamos ante un ejercicio que marca el nacimiento de unos nuevos Black Mountain, jóvenes en aquellos tiempos, adultos en el día de hoy, con un estilo mimado por ellos mismos, traducido en la mejor exquisitez. Ciclos de canciones guiados por la mejor improvisación, detonaciones en sus riffs como pocas veces puedas escuchar en un disco de su calaña actualmente. Pero el disco no es solo esta novena pieza que destaca en una cara B bastante inferior al lado contrario, quizás aquí se pueda encontrar el único punto negativo de “In The Future”, ya que la primera parte del álbum, guarda las piezas más importantes. Hoy en día son fijas en cualquiera de sus setlist. Si “Stormy High” o “Tyrants” son llamativas por el impacto que producen son en pistas como “Angels”, “Stay Free” o “Wucan”, dónde se desprende la sutileza, el abrazo con los momentos más psicodélicos, pocas veces visto en un debut mucho más directo.

Incluso una canción como su cierre, no es otra razón de más para ver el indiscutible talento de sus componentes, en esta ocasión para la frontwoman Amber Webber. Para una reseña que se me está alargando más de la cuenta, “In The Future” es nuestra banda sonora de este fin de semana, disfrutarlo desde sus mejores experiencias, navegar por el cosmos a la deriva a través de sus improvisaciones. Aquí nace la tangente tomada por Black Mountain más de una década atrás, marcando el inicio de una trayectoria ascendente, con aromas del pasado que acaban en el futuro. Éxtasis neo-psicodélico en un deslizamiento continuo por las muchas ideas de estos músicos, aportados de una tacada en este magnífico trabajo. Indispensable.

 

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *