Sonidos Del Ayer: Catapult The Smoke – “Born in Fire” (2011)

Catapult The Smoke - Born In Fire

Stoner Metal / Groove

(Orchestrated Misery Recordings)

 

Cinco años han pasado ya desde el lanzamiento de este “Born In Fire” que originalmente fue grabado durante el año 2006 pero no liberado hasta finales de 2011. Catapult The Smoke se hacen llamar este trío que con el mismo estilo, no musicalmente, que Sir Lord Baltimore, su batería Tobbe Larsson es la viva imagen del mejor Chris Cornell a las voces.

Dicen que lo primero para que un disco enganche es crear temas adictivos y en eso, los muchachos de Mjölby son unos verdaderos artesanos ya que esa fusión de groove/stoner metal es despiadado, una de las mejores descargas recordadas en aquel curso y una base instrumental, unida a una gran producción que simplemente, te destroza.

Después de 5 años de letargo, parece que los suecos se han pronunciado en sus redes sociales y la llamada de una nueva grabación unido al mensaje y cito textualmente sus palabras; “Next recording will blow you to fucking space”, hacen presagiar que la venida de estas bestias pueden dejar uno de los martillazos más sonados del año, pero como para eso aún no tenemos ni siquiera una fecha de lanzamiento, hagamos los deberes para darle una cálida y próxima bienvenida con este “Born In Fire”.

Si me dijeran de fabricar una lista con los 50 discos que mejores riffs contienen, es muy posible que “Born In Fire” estuviera en esa lista. Esta entrada, en parte, está reeditada de una primera impresión más corta que dimos sobre él a finales de enero del año 2012, cuando una web como “La Habitación 235”, solo era conocida a la hora de cenar en casa.

“Unearthed” fue el álbum con el que debutaron los escandinavos en el 2009 y luego llegó estén engendro del mal capaz de hacerte vomitar toda esa fuerza malévola en pistas como “Always Favour My Side” o la propia “Born In Fire”, canciones que abren el álbum capaces de dejarte un nudo en la garganta y no salir del asombro ante semejante barbarie. Con estas dos primeras pistas que abren este festín tenemos una lección de principio a fin de riffs y ritmos sucios apabullantes.

Lo más curioso es que parece que estos Catapult The Smoke parece que llevan un lapso de tiempo de 5 años ya que tanto “Unearthed” con su grabación en el 2004 y publicación en el 2009, dio paso a “Born In Fire” grabado en 2006 y lanzado en 2011. Esperemos que ese mismo año hayan compuesto los temas nuevos porque señores músicos y tirando de matemáticas, el 2016 os espera con los brazos abiertos.

Catapult The Smoke Band_opt

Dejando de lado esta anécdota un tanto misteriosa, atentos a un rodillo como “Lord Of The Broken Throne”, el propio batería es asediado por el atronador fuzz que despiertan los mástiles de Totte Martini y Mange Linhardt. “War Bring Enemies” o “Distant Mind” son de esas piezas que asoman la cabeza un tanto por encima de tanta grandeza. La entrega de Tobbe es tremenda y vuelvo a repetirme a las semejanzas que despiertan con el frontman de Soundgarden.

Hay muchos momentos de este “Born In Fire” en que las aportaciones al bajo pueden sonar igual o más alto que los propios riffs de guitarra. Evidentemente un músico como Magnus, también en el reconocido grupo Falconer, deja patente esa labor de experiencia como uno de los mejores cócteles explosivos para Catapult In The Smoke.

Sin menospreciar piezas como “Underworld” o “Forever Lost”, las canciones que más destacan en la segunda cara del disco son “Follow The Path Of The Warrior”, en una ejecución épica de final de riffs que se plasman como toda una lección sumamente consistente y que inclinan los sombreros hacia las leyendas de los 70 como Budgie o Grand Funk Railroad pero en su versión más pesada. Otra de las que distinguiría es “Lords Gathering”, por poco pero la más larga del disco y otra exhibición nuevamente de intensidad a cargo de los suecos.

Esperamos esa nueva versión que traigan pronto Catapult The Smoke, discos como “Unearthed” o este “Born In Fire”, dejan unas altas expectativas para todos unos arquitectos de las grandes composiciones, de hacer canciones que verdaderamente te vuelen la cabeza y traigan un buen arsenal de riffs destructivos como para que tengas dolores cervicales las tres próximas semanas.. Esto es sencillamente lo que hacen estos tipos, rock duro, pesado, característico, pegadizo y directo al grano. Sin florituras ni ningún tipo de aditivos, “Born In Fire” va directo a la vena.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *