Sonidos Del Ayer; Church Of Misery – “Houses Of The Unholy” (2009)

church-of-misery-houses-of-the-unholy

Stoner / Doom Metal

(Rise Above Records)

 

 

No hay mejor manera para cerrar la semana que enfrentarnos a uno de los discos que deberían de estar en las vitrinas que condecoran los mejores riffs del milenio. Y que menos que para esto, unos invitados de turno como son Church Of Misery, los músicos de Japón considerados como la banda más pesada de oriente y que ha visto pasar a una infinidad de músicos entre sus filas, sean los protagonistas para nuestros “Sonidos Del Ayer” de esta semana.

Seguramente a día de hoy, existan algunos ilusos que no conozcan las canciones de esta formación comandada por su miembro fundador Tatsu Mikami, el mismo que borró del mapa a su banda de thrash metal Salem, para afrontar un nuevo proyecto con todo el sabor y la pericia de los 70, y la contundencia del stoner/doom, por el que son vanagloriados.

Después de haber lanzado su último “And Then There Were None” (reseña aquí) con miembros de Cathedral, Blood Farmers o Earthride, fue en la pasada primavera cuando su líder anunciaba nuevamente una enésima reforma de Church Of Misery (ver aquí), volviendo a ser íntegramente con acento japonés. Una noticia bomba, como tantas que han surgido desde entonces, y es que son muchos los que esperan que es lo nuevo que nos puede aportar esta nueva formación inédita en la existencia de los más de 20 años que llevan de legado esta formación de Tokyo.

church-of-misery-bandSi algún día me dijeran por dónde empezar con esta banda, yo claramente elegiría un disco como “Houses Of The Unholy” como su punto de partida, la tercera criatura de Church Of Misery llegada al planeta el 7 de Julio del año 2009 a través de Rise Above Records. La confirmación de estos músicos al que muchos consideran como su gran obra maestra, lo más parecido a la evolución de Black Sabbath de haber llegado aquella formación original hasta los primeros años del nuevo milenio. Es inconfundible la influencia directa que pueden marcar los japoneses con sus versos dedicados a los mayores asesinos en serie y bestiales acometidas, dignas de empaparlo de vísceras por todas partes. Una razón de peso es la fantástica “Blood Sucking Freak”, descomunal en todos los sentidos, arrastrando esa épica en un primer tramo que rezuma al aire tradicional de las huestes de Birmimgham, con explosivo cierre al final. Pero todo empieza con una de las piezas esenciales en su discografía; “El Padrino”, puedes notar como esos finos riffs que tocaba Iommi en los 70, aquí son amplificados a lo bestia, el cielo se oscurece y las negras nubes son lo traen truenos a su regreso. Empieza el espectáculo de Church Of Misery con voces enfermizas, solos humeantes, un cráter a punto de entrar en su fase de erupción, con todo los modelos de la vieja escuela y un primer riff inicial que te deja seco desde sus inicios y permanecerá durante los próximos años de tu vida pegado en la cabeza, como los sesos que allí habitan.

church-of-misery-live-bandA diferencia de sus predecesores, “Houses Of The Unholy” tiene una producción mucho más nítida, aunque por mucho que se nombre a Black Sabbath en sus composiciones, es “Master Of Heartache” la que sirve de quinta pieza en este disco como cover de los seminales Sir Lord Baltimore perteneciente a su mayestático “Kingdom Come” (reseña aquí). Otras canciones como “Shotgun Boogie”, nos desafían a ese frenetismo que salpica la hemoglobina por todos lados, muchos más macarra como marcaban los inicios de Tatsu Mikami, con una ráfaga de riffs para la historia de la banda, bajo ese rock’n’roll incendiario como los disparos de la escopeta de James Oliver Huberty. Pero es verdad que cuando se entran por los cenagales más pantanosos de la escuela Sabbath, canciones como “The Gray Man” o “Born To Raise Hell”, nos llenan de esa pentatónica heavy blues que acaban redondeando con el solazo para la posteridad en “Badlands”.

“Houses Of The Unholy” es un disco para el recuerdo, relleno de unos riffs crujientes y tan bestiales como muy pocas veces has escuchado. Su variación entre las partes más doom y sus muchas melodías, se reduce a la ultra-violencia auditiva a la que nos inclinamos nada más darle al play. Church Of Misery te agarra por el cuello con este disco y no te suelta hasta el final del mismo, unos maestros del sonido pesado, surgidos desde el otro lado del mundo y orquestados para la ocasión con una voz que ya quisieran muchas bandas tenerla en su haber, el maestro de ceremonias Hideki Fukasawa y la maestría al riff de Tom Sutton, quién tiempo después abandonaría la formación. Un álbum asesino en todos los sentidos, tanto como los versos que cantan o las portadas que ilustran.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *