Sonidos Del Ayer; Dopethrone – “Dark Foil” (2011)

Sludge / Doom Metal

(Totem Cat Records)

 

Perpetramos las entrañas de Hochelaga para bañarnos del temeroso sludge/doom de las moles Dopethrone, en esta nueva entrega a nuestros “Sonidos Del Ayer” que hoy toca visitar los tiempos iniciales de una banda que resulta ser una de las principales bazas del sonido pesado en la actualidad.

Y es que la leyenda canadiense nos ha dejado grandes epopeyas a la marca del riff más ancestral, siempre desde esos explosivos videoclips, con una visión realista de la sociedad, desde la sátira, hasta la más pura realidad. Todo esto, tras un batallón de fuerza bruta para los que yo considero casi que los hermanos pequeños de Bongzilla.

Vibraciones a la siniestralidad de su sórdido espectáculo, abren las puertas a este teatro de lo macabro, bajo una clara sinfonía del caos y la destrucción, en medio de un espesor sludge/doom y esas tendencias fusionadas enormemente al blues más pesado.

Justamente tres años después de iniciar su actividad con el debut “Demonsmoke”, los canadienses del popular y citado barrio de Montreal, llegan con su segunda oleada en el 2011 apostando fuertemente por esa connotación hacía la autodestrucción, los asesinatos o el propio cannabis. Una puesta en escena para una banda que muchos creen que su nombre se debe a la mítica obra pionera de las moles británicas Electric Wizard. Nada más lejos de la realidad y si una propia parodia a la banda de black metal Darkthrone para el nombre de este proyecto que tampoco deja de mirar con una clara influencia la labor de los mencionados dinosaurios de Dorset.

Como siempre, las voces del propio Vincent Houde, la dan esa tendencia black a una banda que siempre juega, sueña y define entre sus malvadas composiciones, y desde aquí apoderándose de la ley del señor riff, nos llenamos de tiempos medios con ese malrollismo interior para disfrutar entre sus especias psicodélicas, que sin duda marcan el punto más interesante, no solo de este “Dark Foil”, también de la historia que le lleva a toda la discografía de Dopethrone.

La producción es la más idónea para poder disfrutar y restregarnos por el fango, y esto se debe a la gran labor de su batería original Thomas Polychuck quién deja las baquetas de lado para este segundo asalto, centrándose en todos los detalles sonoros de este atropello cerebral que es “Dark Foil”. Una producción que amplifica las tonalidades generales del trabajo, llenándonos de esta distorsión celestial, culminante de quedar absorto y totalmente sumido a la grandeza de este segundo asalto de unos Dopethrone, que por culpa de este y algunos de sus otros lanzamientos sonados en su discografía, son una de las grandes referencias del riff fangoso en el planeta doom actual.

Buen fin de semana camaradas…

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *