Sonidos Del Ayer: Elephant Tree – “Theia” (2014)

Stoner / Doom Metal

(Magnetic Eye Records)

 

Su nueva re-edición ha hecho que indagará por enésima vez en los orígenes de esta banda británica, de la reflexiva meditación que logran conseguir en ese remanso de paz mental gobernados por paredes distorsión atmosférica masiva.

En base a esto, es todo lo que se puede definir la música de unos Elephant Tree con tres discos como tres soles en su carrera, siendo una de las bandas más punteras en los últimos años dentro del páramo stoner/doom.

El empuje de Magnetic Eye Records en sus dos primeras obras y la infinidad de apariciones en festivales de renombre, han hecho que esa llama de Elephant Tree cada vez se agigante más como el humo que levanta su legión de riffs atmosféricos. Yo, por mi parte, me quedo con el seducir de sus composiciones, intactas desde sus principios, pero igualmente atrayentes como cualquiera de las que acampen en sus 3 discos.

Tendríamos que retrasar nuestras miradas al año 2013, cuando dos amigos como eran Jack Townley y  batería Sam Hart, estrecharon lazos e ideas, basados en sus principios musicales más pesados. Así es, Elephant Tree en un principio era tan solo un dúo, pero no tardó mucho en llegar el bajista Peter Holland, conocido en la escena británica y reputado en formaciones como Stubb o Trippy Wicked. Con todo esto, el cuarteto conocido hoy en día e infranqueable desde sus orígenes, se completaría con la llegada del canadiense Riley MacIntyre, quién se encargaría del añadido de voces con Townley y Holland, y sus contribuciones con el sitar.

La aparición de Elephant Tree fue fulminante, lo suficiente para que muchos abrieran los ojos ante una gran promesa del stoner/doom del viejo continente y un sello como Magnetic Eye Records, se les echará el guante firmando un contrato para sus dos primeros trabajos.

El debut de Elephant Tree llegaría justo un año después de su fundación bajo el nombre de “Theia”. Acorde a las expectativas, ese 23 de Septiembre de 2014, las sensaciones de este estreno causaron estragos y un millar de aclamaciones en diferentes medios del sector.

La química del cuarteto ofrecía ese poder instrumental llevado en la labor del dúo Holland (bajo, voz) y los riffs de Jack, rellenando ese misterio de psicodelia y sonidos ragas con el empuje de MacIntyre en el sitar. Un conjunto de armonías para adoptar el sonido único y más que definido por el que hoy en día, son la banda que son.

De hecho, precisamente la interpretación del canadiense es tal en “Theia” que en muchas veces concentra el foco de atención en las composiciones del debut. Ante todo, conforma una destreza totalmente compatible con el resto de la banda para marcar un estilo personal e incuestionable. Con esto me refiero que si entras a un bar y está sonando “Attack Of The Altaica”, bienvenido al paraíso, lo que salen por los altavoces son los incomparables Elephant Tree y no aceptan imitaciones.

Mencionando esa misma pista que arranca este baile de distorsión se puede encontrar la pureza de Elephant Tree. Cristalinos en sus funciones, la complejidad de sus atmosferas cautivadoras es el elixir que puede hacernos viajar hasta el fango de Carolina del Norte, debido a la rudeza de su embestida pero también tan conmovedora como las resonancias atmosféricas de un marco idóneo y esencial para el género como es la larga escena del Valle de Coachela y todo lo que allí se ha perpetrado.

Desde la integridad transparente de “Attack Of The Altaica” para sentar un precedente en el estilo definitivo de Elephant Tree, la gran estructuración de “Vlaakith”, ese canto heavy blues al fango del NOLA en “In Suffering”, o el magnífico cierre para engrandecer esa columna monolítica del sonido pesado que son estos británicos con “The Sead”. Como mencionamos al principio, “Theia” llega ahora con una nueva tirada en forma de reedición para este álbum ansiado por muchos que marca el principio de una banda como Elephant Tree, conocidos en la actualidad, con tan solo 3 discos en 7 años, para forjar un rayo de luz como esa esperanza que son para las directrices del sonido pesado.

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *