Weedpecker – “II” (2015)

Weedpecker - II

Psychedelic / Stoner Rock / Grunge

(Pink Tank Records)

 

Después de haber plasmado uno de los debuts más hipnóticos y sorprendentes del 2013, era de esperar que la continuación de los polacos Weedpecker a aquel homónimo álbum se postulara como algo que despertará un afán y deseo propio de cualquier trabajo esperado.

La escena polaca cada vez está más viva, son incontables las bandas que hemos mencionado del país centroeuropeo coleccionadas en las repisas de la puerta número 235, pero un servidor aquí presente ha de reconocer que en el caso de la banda capitaneada por los hermanos Dobry, se convierte en una de las formaciones fetiches.

Mezclar géneros que explosionaron en los noventa venido de muchas de las influencias del grunge y el stoner, digamos que es lo cotidiano y/o habitual dentro del seno del grupo de la capital polaca, Varsovia. Atrás queda el 2013 y la partida del bajista Jeso Ansolo que abandonó Weedpecker por motivos personales. Los polacos se armaron de valor y rápidamente encontraron un sustituto que llevará la labor a las 4 cuerdas. El nombre de Mroku no tardó mucho en salir y una vez confirmado su fichaje, la estupenda formación se puso mano a las obras para su segundo álbum de estudio.

Su nuevo “II” vuelve a seguir esas ondulaciones alucinógenas que dejaran boquiabiertos a muchos seguidores del sonido arenoso hace 2 años. Weedpecker se rearma mucho más y nos ofrece un combinado de estilos que sumado a los mencionados géneros noventeros, le añadiremos largas sesiones espaciales dónde la distorsión suena más fuerte aún.

Su evolución su muestra clara y firme en este nuevo disco, desde la inicial “Reality Fades” ya vemos como el cuarteto se adentra en terrenos más atmosféricos pasando por un post rock divino. Una breve introducción alucinógena que acto seguido pasará a su stoner más reconocido. Este tema inicial es solo un pequeño adelanto del imaginario universo que los polacos están a punto de mostrarnos. Con “Flowering Dimensions” o la gran “Fat Karma”, las sustancias psicotrópicas son esenciales para entender la nigromancia que despiertan sus ideologías musicales. En las dos primeras canciones del LP se repite el patrón de un primer tramo ambiental que prosigue con ese mural sónico que llevan por bandera, en el caso de “Fat Karma”, las melodías más ásperas entran desde el primer segundo haciendo de ella, una de las destacadas del redondo.

Weedpecker BandMientras continuamos flotando por el cosmos en medio de un hiper-sueño del que no queremos despertar, la dulzura de “Nothingness” nos da la bienvenida en medio de cálidos pasajes dónde la psicodelia de estos maestros de la mejor mierda, te abducen con su valle celestial lleno de encanto y delirios. Las guitarras juegan un factor importante y muchos se remontarán a los tiempos del inolvidable “Dirt”, cuando el señor Layne Staley escupía lamentos melancólicos al firmamento para expandir el gran legado de los mejores Alice In Chains. Seguimos emergiendo cada vez más y más y mientras levitamos “Into The Woods” eleva el encantamiento de los polacos al cubo. Penetrar en ese bosque lleno de enjambres es querer profundizar cada vez más y perderte en su interior. Allí en el centro de esa espesura verde el hueco que abre la profunda arboleda te hará caer por un espiral descendente con esa  jam instrumental de 8 minutos dotada de una improvisación maestra y como mejor hilo musical para el descenso vertiginoso al limbo.

La parte final del trabajo la componen “The Vibe” y “Already Gone”. En el caso de la primera sigue esa galopada llena de vibraciones que hechizan a los discípulos del sonido arenoso con ese bucle hipnótico que te abducirá y te hará columpiarte de un lado a otro para actuar de puente con el suave compás de ese final llamado “Already Gone” que clausura un trabajo que nuevamente vuelve a asombrar.

Cierto es que el factor sorpresa aquí se ha perdido, pero Weedpecker se debe a su gente pero sobre todo a sus principios y vuelven a plasmar un nuevo álbum que llena ese mural estampado de multicolores y añadiendo más leña al fuego dónde los segmentos espaciales y los guiños al post se convierten en la nota más predominante de su novedoso y esperado trabajo. A todos los que los esperaban con los brazos abiertos, no se llevarán una decepción, Weedpecker han vuelto haciendo lo que mejor saben.

 

Facebook

Bandcamp

Twitter

Comprar

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *