Clásicos Del Género: Across The River – “Demo Cassette” (1985)

across-the-river-bandComienzo los “Clásicos Del Género” con una simple pregunta; ¿dónde empieza el stoner rock? Son muchos los que citan a fundadores como Yawning Man o Kyuss, todo parece estar orientado desde el desierto californiano, incluso un servidor aquí presente muchas veces ha mencionado en tantas reseñas que los ilustres Blue Cheer y su potente “Vincebus Eruptum” (reseña aquí) puede ser uno de los principales ingredientes de lo que más de 20 años después empezó a considerarse como desert rock.

Lo de hoy sin duda será una sorpresa para los muchos que no conozcan a estos Across The River, o dicho de otra manera, como unos jóvenes Scott Reeder, Mario Lalli y Alfredo Hernández, se partían el espinazo bajo el sol de Palm Desert en plenos años ochenta, una década comandada por bandas de glam, heavy metal o el monopolio thrash, todo lo demás prácticamente era tabú.

“La Habitación 235” siempre ha sido un medio de apoyo para el underground y que hay más underground que este cassette como única demo de Across The River, gestado en 1985 y liberado casi 30 años después por el señor Reeder. Incluso muchos pensaban que este lanzamiento del famoso bajista en el año 2014 iba a llevar una posterior edición física para aquellos que querían degustar el valioso contenido con un mejor sonido.

Tres años han pasado desde entonces y esta demo de Across The River sigue intacta en el canal de YouTube de Scott Reeder, con más de 34 mil visitas que deberían ser multiplicadas por 100, pero tal vez este pequeño secreto surgido en la marea de videoclips de la plataforma archi-conocida, se convierta en la mayor de las sorpresas para este viernes en el que despedimos la semana.

A pesar de que sus integrantes poco tiempo después se convertirían en una máxima doctrina del movimiento desértico, es verdad que las canciones de Across The River no van por esos riffs gigantescos de enorme distorsión como se lanzarían en sus proyectos venideros. Lo que está claro y sobre todo, gracias a esta maqueta, es que estos tipos nacieron para ser lo que son, elegidos prácticamente por un ser superior, seleccionados minuciosamente, dotados de esa inteligencia, con una creatividad instrumental espectacular y una estampa de presentación siendo todos unos adolescentes llamada Across The River.

across-the-river-live-band_optHay de todo y para todos en su interior, pero es verdad que dónde se reparte el verdadero músculo es en esa cara A, un groove con una pegada mucho más tirando al heavy psych setentero. “Back To Zero/ No Más” o “N.O.” es dónde esa hegemonía que se esparcía para los suburbios mundanos de la época, facturaba discos de oro que en muchas ocasiones han entrado en esta puerta número 235. También se puede ver la libre improvisación de ellos y dónde empezamos a entrar en verdadero material de pura destreza, una potencia y conexión férrea por parte de este power trío de ensueño incrementa velocidades hasta el éxtasis definitivo. Como unos Captain Beyond perdidos en medio de los 80 básicamente. “Leaving” es como la templanza de esta primera mitad del cassette, un pequeño trance con sabor más noventero desde el lado más alternativo que no deja de lado la labor de estos músicos por crear canciones más pegadizas. “White Man’s Dream” puede ir desde el punk más original, la protesta musical, el grunge más sucio de los primeros discos de Nirvana o Mudhoney, la fortaleza de Sir Lord Baltimore, influencias por mil a sus vecinos The Shrine con ese macarrismo interno y una descarga enrabietada de un batería de renombre como es Alfredo Hernández.

Evidentemente el desenfreno del mencionado percusionista siempre viene acorde con una buena instrumentación detrás, una exhibición por parte del guitarrista Mario Lalli, es fundamental. El artista se da un todo un monólogo en esta pieza y cerrando una tripleta atacante de canciones dónde Across The River se gana el cielo y el recuerdo imborrable para el paso de los años en la pieza “Blues One”.

La cara B muestra una vertiente mucho más experimental, momentos para la reflexión con las acústicas “To Fly” o “Silent Ride”, y esa jam final llamada “The Silver Tree” de casi 20 minutos, completan una demo brillante con diferentes tonalidades por las que disfrutar de unos Across The River inexistentes para el mundo por aquellos tiempos, desaparecido entre las montañas de arena de la costa oeste californiana y ofreciendo un recital que gracias a un músico como Scott Reeder, hemos podido disfrutar más de 3 décadas después. Sean bienvenidos a su espectáculo.

 

Facebook Twitter Plusone

2 comentarios

  • Supongo que habrán enlaces de descarga por la red. Nosotros hace tiempo por orden y quejas de muchas bandas, evitamos poner enlaces de descarga y si adjuntarles a sus plataformas de bandcamp o soundcoud en cada artículo. Es mejor para todos en general…

  • Gaby

    COMO LO DESCARGO ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *