Clásicos Del Género: Kyuss – «Welcome To Sky Valley» (1994)

Kyuss Welcome To Sky Valley

Stoner Rock

(Elektra Records)

Considerado por muchos como uno de los pilares fundamentales del stoner rock, este disco se encuentre entre los más importantes de la década de los 90 y por consiguiente de la discografía de la banda Kyuss. Una formación que veía la marcha de Nick Oliveri y la llegada del bajista Scott Reeder.

“Welcome To Sky Valley” está a punto de cumplir su vigésimo aniversario con la llegada del próximo verano y durante esas dos décadas se ha convertido en uno de los máximos exponentes para muchas de las bandas que entran en esta página semanalmente.

Uno de los pináculos absolutos del sonido arenoso que lleva recompensando los oídos de muchos de los que verdaderamente adoran un estilo tan pesado como el temprano stoner. El estilo impregnado en este tercer disco de la banda californiana, se confirmaba tras el otro éxito anterior llamado “Blues For The Red Sun”. Es como ver a unos Sabbath entrando en fase 2 siguiendo esa estética psicodélica que lleva las huellas de los 70 contrastado con el estilo de sus vecinos Sleep con un enfoque mucho más rígido para la ocasión pero sobre todo, más monótono.

Siendo uno de los logros más importantes llegó en plena explosión del género, la primera oleada ya tenía a su jefe de tropas. Kyuss sube otro peldaño más con este trabajo, dotándolo de composiciones mucho más maduras y la calidad musical que iba haciendo acto de presencia,  aquí mejora aún más que lo que ya se mostraba de maravilla en “Blues For The Red Sun”. La única diferencia que le encuentro yo para que este disco brille más que su predecesor, es la aportación en el sonido del bajo, ejecutado de manera perfecta en cada uno de sus cortes y haciendo que en conjunto funcione de manera brillante.

Kyuss Band

Muchos nombran a John García, otros tantos a Josh Homme pero la aportación de Scott Reeder es mayúscula en este disco. Pongamos el ejemplo de la inicial y colosal “Gardenia”, los riffs de Homme rugen cuál león endemoniado, la batería de Brant Bjork sigue paso firme en medio de un mar de graves y distorsiones, pero ahí está el bueno de Reeder para desmarcarse en el tramo medio con el solo del guitarrista. El bajista rompe el tema aquí de la manera más dinámica e increíble. Esta es una de las tantas pruebas para confirmar el legado que deja este genio de las cuerdas en este álbum.

Una de las cosas que hace importante un trabajo como “Welcome To Sky Valley” es la posicion de sus canciones. El mensaje que incluye el disco “listen without distraction” (escuchar sin distracción), nos devela lo estratégicamente que están bien colocadas las canciones a lo largo y ancho del disco. La cara A la conforman un trío de verdaderos portentos “Gardenia/Asteroid/Supa Scoopa And Mighty Scoop”.

“Asteroid” es un magnífico corte instrumental convirtiéndose en una gran continuación para “Gardenia”. Los prominentes matices a los eternos Sabbath te dejan uno de los momentos más pesados de todo el trabajo. El lado más pionero de Kyuss viene de la mano de “Supa Scoopa And Mighty Scoop”, ese riff principal es prácticamente un calco de “Children Of The Grave”, las influencias están ahí, solo que los californianos ofrecen su visión más oscura y perdida logrando algo tan fuerte como edificante. La voz de John García se oye mejor que nunca y nos podemos volver a cagar en los pantalones cuando volvemos a ver a Scott Reeder para tirar de una de las líneas de bajo más épicas de todo el álbum.

Cara B: “100 Degrees/Space Cadet/Demon Cleaner”, comienzo espeluznante entrando en la verdadera madriguera de conejo del subconsciente Kyuss. La banda poco a poco empieza a profundizar en sus raíces y composiciones dejando una de las partes más evocadoras de todo este valle celestial. Desde la primera “100 Degrees” y ese stoner vertiginoso en sus poco más de dos minutos y medio, la banda va entrando en un estado de demencia mostrando su lado más salvaje. Cuando llegamos a “Space Cadet” el clímax de “Sky Valley” llega a su máximo exponente, esto es belleza elevada al cubo. La ilustración que deja la banda para este tema acústico deja su lado más magnético atrayendo con algo tan sensible como embriagador. Siete minutos de verdadero interludio majestuoso. “Demon Cleaner” deja otra de las más destacadas del disco. Con un ritmo más ralentizado el nuevo fichaje vuelve a la lucirse a las cuerdas de su bajo, los riffs del pelirrojo son intemporales y la batería de Bjork, impecable. En realidad, el ambiente general de esta pista es excelente hasta llegar a esa parte final dónde la propia banda va poco a poco desvaneciendo su sonido, como el maravilloso atardecer sumerge al sol debajo del horizonte y las estrellas se preparan para salpicar el cielo.

Kyuss Live

El segmento que cierra “Welcome To Sky Valley” llega con “Odyssey/Conan Troutman/N.O./Whitewater”. Cuatro temas que encumbran al soberano de su especie. La primera “Odyssey” es una hermana gemela de la anterior “100 Degrees”, stoner adictivo a velocidad de crucero con esos riffs agresivos y la potente percusión. Las melodías Sabbath siguen estando ahí para que todos lo vuelvan a añorar una vez más. “Conan Troutman” vuelve a traer los riffs frenéticos del ahora líder de Queens Of The Stone Age, solo que aquí el estilo de juego del batería se hace diferente, personificando aún más su estilo que siempre devora en los directos más carniceros del ilustre percusionista. “N.O.” es un cover del grupo Across The River dónde el bajista había tocado tiempo atrás. La canción se convierte en una de las más puras del disco con cierto toque blues en sus venas que encaja perfectamente en el sonido Kyuss. “Whitewater” cierra de manera épica “Sky Valley”. Cada segundo que pasa de este tema, desde esa lenta intro tranquila, vemos como el cuarteto te destroza con los devastadores riffs de Homme y los latigazos al bajo de Reeder. Una lucha infernal para esta dupla que se convierte en la nota más atractiva para la enésima aportación estratosférica de la banda. La canción acaba conquistando su cometido, crear esa atmósfera asfixiante que lucha por la eterna búsqueda de conseguir un final épico, así como bien marcan sus letras.

Ciertamente cada vez que escucho “Welcome To Sky Valley” siento que vuelvo a casa y degusto ese largo camino en los últimos años por la apreciación de la gran música que componen este cuarteto californiano. Cuanto más viejo se hace uno más apreciación se tiene por este verdadero CLÁSICO DEL GÉNERO. “Welcome To Sky Valley” confirma ese trono definitivo dentro del stoner rock que se conoce en los días presentes. Kyuss plantó esas semillas que innumerables bandas han ido brotando de manera más gloriosa provocando la venida para esa segunda oleada. El indispensable para cualquier coleccionista.

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *