Clásicos Del Género: Ten Years After – «A Space In Time» (1971)

Ten Years After - A Space In Time

Psychedelic / Blues Rock

(Capitol Records)

 

Para unos tipos que básicamente no se andaban con florituras cuando su mayor deseo era el de tocar y punto, días tras día, demostrar de lo que estaban hechos, capitaneados por un ilustre de la escena como Alvin Lee, hoy traemos a nuestra clásica sección «A Space In Time» el séptimo disco de estudio de los británicos Ten Years After.

Como uno de sus discos más vendidos, una mejor producción que transparentaba todo su estilo al máximo esplendor, este álbum llegó con los británicos ya consagrados en la escena. Buena culpa de esto fue porque en sus tres primeros años de vida, la talentosa formación tuvo un inicio explosivo y de vértigo con cuatro discos de estudios lanzados entre los años 1967 y 1969. Participaron también en festivales de renombre por aquella época como fueron el Woodstock o el de La Isla De Wight.

Formados a finales de los 60 en la ciudad de Nottingham, fueron muchos los trabajos aclamados por la crítica que lanzaron a Ten Years After antes de llegar hasta este «A Space In Time». Alvin Lee, sin duda, era el motor que hacía girar la fuerza impulsora que solo ellos eran capaces de recrear con su música, fantasías más propias de las mejores obras maestras de la música del rock en su historia. Resulta difícil escoger un disco que sobresalga ante tal discografía, he elegido este porque fue mi primera toma de contacto con ellos y evidentemente cuando le di su escucha más de una década después, quedé cautivado ante su belleza musical, pocos trabajos pueden atraerte de tal manera como si fuera la función más propia de un imán pero hay una cosa que diferencia a los británicos ya que cuando escuchas cualquiera de sus discos, no puedes imaginar que sea otra formación la que saque esas melodías de tus altavoces.

Ten Years After y en particular su frontman, Alvin Lee, se mueven en lo que yo considero como un híbrido entre Steve Ray Vaughan y Eric Clapton. Con el nacimiento de muchas de las bandas blues rock de por aquel entonces fue el botón que accionó el impulso para el nacimiento de estos infravalorados de su índole.

Ten Years After Live Milan 1971

Como uno de sus redondos más variados podemos ir desde el folk hasta la psicodelia pura, desde tirar de armónicas a hermosos acordes de piano, desde cortas pero mágicas jam hasta embriagarte con su gran blues. De todo y para todos, incluso ese “Baby Won’t You Let Me Rock ‘N’ Roll You” te guiará hasta las fiestas más desmadradas de los 50.  Una destacada, no solo por su título sino por su gran hacer es “I’d Love To Change The World” que trae semejanzas a aquel “Wind Cries Mary” del Maestro Hendrix, pasando por la dulzura inicial que trae “Hard Monkeys” y esas letras pasadas de rosca. “Uncle Jam” es un cierre divino y las mejores muestras a los deberes marcados por Lee dando sus pinitos a un complejo estilo como el jazz. ¿Necesitas algo de blues? Pues te viene con la primera oleada, “One Of These Days” y ese refinado esfuerzo que ya marca la banda en el inicio del álbum sonando menos ásperos que anteriores ocasiones.

“A Space In Time” se puede considerar como su último gran disco, un trabajo infravalorado de una banda infravalorada. Subestimaciones por todos lados pero sobre todo, directo y recomendado para el guitarrista que se precie, ya que de eso es lo que más predomina en este LP. Toda una clase particular a cargo de Mister Alvin Lee. Magia a raudales y la mejor estampa más reconocida de los Ten Years After más matizados, con mayor uso de electrónica, bajo sintetizadores más primitivos, mellotrones y un sinfín de efectos de pedal encumbrando con la larga lista de solos del mencionado y gran guitarrista que partía en su último viaje hace 2 años cuando falleció. Como una última nota, decir que tanto este disco como el “IV” de Led Zeppelin fueron lanzados prácticamente en las mismas fechas, en el caso de este, los de Nottingham demostraron con el tiempo que fueron mucho más que un destello en esta banda de blues rock que muchos los calificaban de segunda fila.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *