Ecos De Sabbath; Kadavar – “S/T” (2012)

kadavar-st

Heavy Psych / Proto Metal

(This Charming Man Records / Tee Pee Records)

 

 

Un artículo de lectura bastante verde en tempranas edades de “La Habitación 235” (ver aquí), hizo una pequeña ojeada de este trabajo revolucionario en el año 2012, curso que a la vez era la irrupción nuestra en las redes y también el mismo que This Charming Man Records, editaría aquí en Europa el debut de una banda que años después sentaría un precedente, Kadavar.

Y que menos que para dicho arranque entre a formar parte del selecto grupo de “Ecos De Sabbath” para cerrar este viernes. No cabe duda de que en la mente de los alemanes pueden pasar muchas influencias, pero uno de sus más directas, fueron las eternas huestes de Birmingham.

Su álbum homónimo sigue siendo la indiscutible culminación de su discografía, la explosión engrasada bajo el mejor riff con esas dosis de psicodelia, que años atrás, digamos en el 2007,  desde Suecia bandas como Graveyard con su también homónimo (reseña aquí) o Witchcraft con “The Alchemist” (reseña aquí), iniciarán esta pequeña revolución de bandas atemporales adictas al mejor heavy psych de denominación setentera.

A diferencia de la elegancia de los escandinavos, Kadavar nos introduce en el sórdido mundo del proto metal reinventado por ellos en pleno siglo XXI. El propio sello alemán lo decía 8 años atrás como una frase que servía como gran medida de promoción; “no se puede reinventar la rueda, pero se puede hacer rodar”.

kadavar-live-bandSeis pistas conformarían este titánico arranque de los alemanes, a los que tiempo después se colocarían en las primeras listas de las bandas más influenciadas en formaciones venideras. Black Sabbath uso esta misma fórmula mágica, y uno de sus sucedáneos más directos, repetiría la misma jugada más de 40 años después. Es verdad, el factor original y sorpresivo de los británicos, aquí se pierde, pero eso no significa que “Kadavar” no sea una divinidad de redondo, marcando en muchos aspectos un talento incuestionable por parte de los berlineses.

En este caso, Kadavar son auténticos dominadores de su sonido, sonando tan añejo en su escucha, pero sirviendo también de una manera tan singular, como creativa. Evidentemente, tenía, tiene y tendrán, todas las condiciones que vienen por su propia explosión de reinventores del género que más floreció en los suburbios de los 70.

Lejos de las tecnologías del 2012, forrados de cuero usado y con una gran devoción por el sonido analógico, Kadavar, mediante sus 6 largos brazos, lanzaría una apología del rock más vintage del siglo XXI. Una piedra angular del nuevo milenio, que a día de hoy, es todo un referente marcando la génesis de una banda que 8 años atrás y tras la escucha de este álbum, era innegable pensar que llegarían a estar dónde están a día de hoy.

kadavr-live-band-1Las cosas como son, se lo han currado de una manera que ninguna otra, y a pesar de tener un estilo más afilado que cualquier banda revival de la época, son los que han conseguido mejor paso del tiempo.

La furia de su rítmica abriría paso a un nuevo mundo lleno de ocultismo que nos haría meternos en el ojo del huracán iniciado en plena explosión de los 70. Ellos son los culpables para que el rock retro, en algunos lugares del mundo y sobre todo, dejando espacio en los grandes festivales para que la estirpe del sonido pesado, también tuvieran su rinconcito.

No veo mejor forma de cerrar la semana que recordando esta mágica obra maestra de los alemanes, fieles en su enfoques, finos en su firma más vintage, ácidos en un psicodelia más expresada, crujientes como cualquiera de los tantos riffs que ofrece la clase maestra de “Wolf” Lindemann en el redondo… Directos a la historia más original de Black Sabbath y más allá a su elocuente puesta en escena, el concepto de su diseño se definiría en 2012 como una de las mejores entregas del género para con su historia. Son lo que son, por obras maestras que nos disparan al cosmos como esta fábula del más adictivo y mejor heavy psych.

 

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *