Horn Of The Rhino – «Summoning Deliverance» (2014)

Horn Of The Rhino Summoning Deliverance

Sludge / Doom / Thrash Metal

(Doomentia Records)

 

Quinto álbum de estudio para los vascos Horn Of The Rhino que vuelven una vez más a sacar su martillo a pasear bajo su inseparable sello Doomentia Records. Su nuevo engendro mecánico es “Summoning Deliverance” todo un mastodonte que contiene 10 nuevas piezas al método más carnicero del power trío bilbaíno.

El agujero que han ido cavando los vascos hacia lo más profundo del abismo ha llegado a su fondo más oscuro. “Summoning Deliverance” toca las puertas del infierno para pedir su entrada estelar con la fusión de los géneros más extremos.

La nueva aventura de estos sludgers muestra su lóbrego mundo apagado. La banda ha ido evolucionando de manera atronadora su brutal pegada. Sin perder ese espíritu inicial que marcaban discos como “Breed The Chosen One” o “Dead Throne Monarch”, Javier Gálvez y los suyos vuelven a mostrar esa rabia contenida que aquí hace desatar los infiernos. El enigma que despierta “Summoning Deliverance” hace que cada una de las escuchas te mantenga de un modo intrigante en medio de una plaga de riffs aplastantes. Mazazos como “Awaiting The Scourge” o “Builder Of Carrion Effigies” implantan su sello más reconocido. Metal del más desollador para la especie, bajo un manto ensordecedor de lo más delicioso.

Es un álbum épico de eso no cabe duda pero también podríamos apostar el culo a que estamos con la participación más portentosa hasta la fecha del frontman de la banda. Son suyos muchos momentos del disco propios para el headbanger de turno. Pero no todo es furia y contención a las cuerdas por parte del guitarrista, la gran voz que viene mostrando en pequeñas porciones en los anteriores discos, aquí tal vez tenga menos protagonismo pero son esos momentos dónde las limpias de Gálvez ganan enteros en “Summoning Deliverance”. Dos buenos ejemplos son “Deliverance Prayer” o la gran “Onward Through Domination” devolviendo esa atmósfera del colosal “Weight of Coronation”. El batería Julen Gil marca un ritmo denso y moderado a los tambores que sirven como punto de referencia para que la dupla delantera entre Sergio y Javier metan músculo e intensidad a la pieza en cuestión,  llevando su método de descarga al doom más tradicional. Las puertas del averno se abren con “Their Tombs” un corte thrasher que no dejará títere con cabeza. Fantástica aportación una vez más de Julen con esos dobles bombos brutales despertando las raíces y/o influencias de los vascos a las clásicas bandas más extremas.

Horn Of The Rhino Band

Horn Of The Rhino son verdaderos artesanos a la hora de crear un muro de sonidos pesados, la estampida de estos tres músicos de Bilbao prosigue su extrema cruzada con la atronadora “Grim Foreigners”. Siendo una de mis favoritas dejan posiblemente los 6 minutos más conseguidos del disco bajo un manto de agresividad y solidez al mismo tiempo, con unos cambios de ritmo que verdaderamente quitan el aliento. Sin duda uno de los mejores cortes que han fabricado los vascos en su aguda discografía.

El introvertido viaje de “Summoning Deliverance” cierra esta fiesta pagana con “An Excess Of Faith” otra gravitación más de la formación de lo más monolítica cargado de pesados riffs que poco a poco se irán desvaneciendo en su transcurso.

A nivel compositivo podemos hablar de lo mejor hasta la fecha de Horn of The Rhino. Sus largos temas dejan la duración más amplia de toda su discografía, a esto hay que sumarle el gran dinamismo de los vascos que se presentan en este quinto disco más combativos que nunca. Su provocador estilo deja las acometidas más grandes que hayamos escuchado este año dentro del terreno nacional. No os quepa la menor duda de que este es uno de los discos del año, su título nunca puedo ser más claro. Toda una invocación deliberada.

 

Facebook

Bandcamp

Comprar

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *