Big Scenic Nowhere – “The Long Morrow”; La suma de todas las partes…

 

Desde luego Big Scenic Nowhere ha sido una de esas mencionadas súper bandas que ha logrado captar mi atención al instante. Dato bastante inusual en este caso, ya que como siempre digo, las altas expectativas creadas siempre por una formación de esta envergadura, rodeada de un talento y una destreza detrás, propia de la veteranía curtida en mil batallas que llevan durante tantos años en carretera, acaba pasando factura con un una infinidad de productos que pasan realmente desapercibidos.

En este caso, la dispar historia de estos súper proyectos, no viene precisamente por el lado de una banda como Big Scenic Nowhere, un reducto de músicos creadores de la escuela de Palm Desert, de la material alternativa que puede unir los lazos de los suburbios de Seattle, con el ardiente y abrasivo desierto californiano.

Nosotros hemos sido testigos de primera fila de como a poco a, desde la primera de sus ideas, hasta la última de sus propuestas, hemos asistido a la lograda mutación de Big Scenic Nowhere, hasta su llegada oficial con su último disco, “The Long Morrow”, el mismo que sale a la calles durante el día de hoy de la mano de Heavy Psych Sounds.

En otro de esos discos que ha tenido un pequeño receso a causa de la pandemia, Big Scenic Nowhere son otra de esas formaciones que han ido buscando esa ventana que les diera acceso a una mayor acogida para con su nueva entrega. “The Long Morrow”, vuelve a llevarnos por ese vuelo rasante a través de la tuna arenosa, fino en su producción y elegante en su ejecución.

Es verdad que la promoción de los californianos, ha hecho que el disco, parte por parte, se haya ido descubriendo a lo largo del pasado 2021, al ir lanzando las canciones del mismo en diferentes momentos del pasado curso. Un redondo previsto, en teoría, para finales del pasado verano, más acorde con las cálidas sinfonías transmitidas, en acompañamiento con los atardeceres más notables, pero no, al fin y al cabo, los diversos problemas con las casas de discos y fábricas de prensado, les ha llevado hasta este 14 de Enero actual para su liberación total.

Del mismo contenido podemos notar esa conexión férrea con su último EP, “Lavender Blues” (reseña aquí) y esa canción que vuelve a mostrarse, esta vez bajo el título de “Lavender Bleu”. Un contexto de estilismos, propios de esa progresión llevada a cabo en los últimos tiempos por Big Scenic Nowhere, ralentizando sus melodías, incrementando esa paz armoniosa desplegada en los minutos de oro de “The Long Morrow”. Pura sinfonía evocada desde lo más profundo del desierto como es la pista “LeDu”.

Sin embargo el disco siempre se ancla a esa psicología del desert rock, la creatividad de las jam sessions, y por supuesto el lado más alternativo. La primera parte de “The Long Morrow”, se abre en ideas para esta premisa, y el hard rock que bascula una pista como es “Defector (Of Future Days)”, muestra ese escaparate de riffs que pueden llevarnos por los marcos progresivos de los Baroness más ambiciosos. La intensidad sube en pistas como “Murder Klipp”, añadiendo más distorsión a la ecuación, y esa amplia gama de conexiones desérticas, sin duda como buque insignia de la banda.

¿Dónde gana el disco? Evidentemente en esa fábula que completa “The Long Morrow”, en ese cierre presentado en la canción principal del mismo. Pongámonos en el universo más cercano a la exuberancia de los Floyd. Ahí van 19 minutos no solo para el recuerdo en la discografía de Big Scenic Nowhere, en el recuerdo de un 2022 que apenas empieza a abrir los ojos, y ya se empiezan a entregar divinidades para nuestros oídos, en un espacio que sube y baja sus ritmos, dónde esa faceta al rock progresivo hace acto de presencia, tirando de la épica de su tramo final, dando un sentido mayúsculo a la sinopsis que transcurre por todo “The Long Morrow”.

Sin duda, Big Scenic Nowhere lo ha vuelto a hacer, su fascinación por la carrera floydiana se puede transmitir en esa última pista, pero también se aferran a los principios musicales del desierto que les ha visto crecer como músicos desde su adolescencia y que siempre les rodea como el mejor hábitat para sacar lo mejor de sí. Las alteraciones mentales del desierto y sus muchas vibraciones y reverberaciones, vuelven a transmitir ese magnetismo en “The Long Morrow”, un trabajo que define aún más la originalidad de estos pedazos de músicos, siempre con la mejor guía de la improvisación como alma musical en constante conexión y una nueva entrega que en tan poco tiempo está llevando a un proyecto como Big Scenic Nowhere, a ser todo un referente con su variedad de lanzamientos.

 

Facebook Big Scenic Nowhere

Bandcamp Big Scenic Nowhere

Web Oficial Heavy Psych Sounds

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *