Monje – “Druga Dimenzija”; Sombras de otra dimensión…

 

 

A finales de la pasada primavera, llegó a nosotros un sencillo despiadado, brutal en su embestida y que asomaba al abismo del material más novedoso de la banda argentina Monje (ver aquí). Hoy es día de presentar su segundo volumen, “Druga Dimenzija”, como curioso título en croata para “llevarnos a otra dimensión”.

Bienvenidos a la regeneración de una banda que busca definitivamente el punto de inflexión necesaria para explosionar ante las masas dentro de tiempos inciertos. Es cierto, todo lo negro que está siendo este 2020 para la muchedumbre, tiene su grito de rebeldía en el nuevo mandato de la banda bonaerense.

Ciertos cambios en la alineación y la llegada de cantante James Wright, han dado pura musculatura en las composiciones de Monje con este abrasivo “Druga Dimenzija”, un álbum que a pesar de llevar ese férreo stoner/doom como gran sustento del redondo, también sabe llenarlo de detalles que pueden mirar al subsuelo de Seattle en “Lágrimas de Sangre”, o tener esos vestigios al doom más tradicional “O.I.D.”.

Alrededor de 30 minutos, es lo que necesitan los argentinos para endosarte de ese rugir instrumental gobernado en la contundencia de las 6 cuerdas de Diego Petullo, pero seamos francos, una banda del sonido pesado, no puede tener un buen soporte sino tiene una sección rítmica que literalmente tumbe abajo las paredes de tu casa. En este caso, la mención va para esas cuatro cuerdas esparcidas en el espectro de este “Druga Dimenzija”, desde un plano descomunal. La aportación de Guido Soldini ve su recompensa en momentos como los de “Kneel Before Here”.

Ante todo, “Druga Dimenzija”, que está disponible desde el pasado 25 de Octubre desde el catálogo de Manicomio Discos, tiene una ambientación bastante funesta, temas instrumentales como su introEscape” o ese interludio en “Deminsje”, nos llevan por esos órganos fúnebres como mejor de las antesalas, antes de estallar en pistas afiladas en sus riffs como es “La Vita É Inferno”.

Es verdad que conforme pasa el álbum, los argentinos van profundizando más en la materia. Si una primera parte se muestra más punzante en las guturales de James Wright, es temas como ese cierre de más de 8 minutos denominado “La Huerta De Lúcifer”, dónde Monje recoge todo lo sembrado atrás, ofreciendo un cóctel lleno de humeante stoner/doom.

Es verdad que el disco ofrece una vorágine sonora, más propia de haber algo sobrehumano empujando desde su interior, pero de igual manera, son esos momentos espectrales los que gozan de “Druga Dimenzija” de una ambientación inquietante, derrochando un suspense en el núcleo del álbum, como gran epicentro a la tormenta inminente en su despertar.

Notable lanzamiento que marca una nueva etapa más prometedora en la carrera de los argentinos Monje.

 

Facebook Monje

Bandcamp Monje

Facebook Manicomio Discos

 

Error: Embedded data could not be displayed.
Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *