-TOP 20- Mejores Discos Internacionales del 2020

 

Posiblemente la lista en la que más palos me caigan, tal vez no, no lo sé…. Creo firmemente en la grandeza de “Ummon” y ese pedazo de culminación que se han marcado los franceses Slift en este 2020. A partir de aquí entramos en un mar de dilemas, porque ese primer puesto hasta las últimas horas era para uno de los discos más sobresalientes de este año, que no es otro que lo nuevo de Pallbearer.

Con todo esto, cribas y más cribas han llegado a este final para dejar a estos 25 ganadores, después  de haber disfrutado de otras 8 listas anteriores dónde me gusta eso de definir y engrandecer la figura de cada proyecto en la categoría que más corresponde. Creo que estas 20 posiciones, sin restarle mérito a sus 5 menciones especiales, pueden ser variantes para muchos y colocarlas en los gustos que ustedes creen que corresponde mejor, estos son los míos y definitivamente queda así.

Atrás queda un 2020 que en muchos casos he dicho que es para la reflexión de muchos y el daño que se está causando en un planeta que ha gritado más que nunca en este presente 2020 pidiendo el auxilio que ni con todas estas, seguimos prestando atención, perpetuando nuestra ceguera, pese a las miles y miles de muerte… Método de supervivencia, otro año más, para el humano que no tiene corazón alguno, tan solo pasarte por encima, con tal de no perder lo suyo.

El humano es voluntariamente torpe y egoísta para sus muchas acciones y sinceramente, no tengo esperanzas ninguna en que esa avaricia y codicia de todo bicho planetario, gobernados por un puñado de avaros indeseables al trono para el arrebatamiento de todas las pertenencias y ganancias de un pueblo, den definitivamente ese paso a un lado para sacar ideas propias a un progreso más tranquilizador para el futuro y bienestar de este planeta.

Hasta aquí la parte medioambiental y protestante, que al fin y al acabo se sucede al de nuestro ámbito musical, totalmente derrocado en estos últimos meses, dejando contra las cuerdas muchos proyectos, festivales, promotoras y cualquier cosa que sea incentivar la materia viva de este, nuestro género musical, el mismo que nos mete en nuestra burbuja favorita como medio de escape al panorama desolador que hay fuera.

Este es el único propósito de mi causa con “La Habitación 235”, la desconexión a través de la música que más nos gusta, basado en los estilos más idóneos para este acto. Lamento que mi sinceridad sea cortante como una navaja y directa como un segundo, pero desde luego, no será a mí el que me llamen mentiroso por hablar con una verdad tan cruda como los actos de muchos supremacistas.

Con este epílogo y estas palabras, me toca tomarme unos días de vacaciones, emplazando a todos nuestros seguidores hasta el viernes 8 de Enero, dónde volveremos con las mismas ganas de siempre a reemprender un nuevo curso, intentando que el mañana, sea mejor que el ayer. Si aunque sea el 25% de la humanidad pensará de esta manera, tal vez el consuelo sería mucho mejor y las ganas de tener un futuro más próspero, se multiplicaría en pensamientos positivos para muchos.

Gracias a infinitas a todos aquellos que comparten nuestro legado, mi legado en este caso, oculto con las mejores especias psicodélicas tras la puerta número 235. No hay distancia en kilómetros que exprese el amor que siento por el género y lo entregado a la causa que estoy con ello, y a pesar de que un proyecto con el paso de los años puede acabar desgastando a muchas personas, este en particular, curiosamente y ante todo tipo de adversidades personales y/o laborales, sigue siendo más fuerte que el primer día que se fabricó, próximo e inminente a vivir su noveno aniversario.

¡¡Les deseo a todos un feliz final de año!! Nos vemos al otro lado…

 

Mención especial;

 

16 – “Dream Squasher” (Relapse Records)

Stonebirds – “Collapse And Fail” (Ripple Music)

Dun Ringill – “Library Of Death” (Argonauta Records)

Mr. Bison – “Seaward” (Ripple Music, Subsound Records)

Fuzz – “III” (In The Red Records)

 

A continuación, nuestros mejores 20 discos internacionales y definitivos de este 2020;

 

 

20.- Red Spektor – “Heart Of The Renewed Sun” (Kozmik Artifactz)

Red Spektor consigue un disco prácticamente perfecto, muy completo y adueñado de muchos momentos blues como para ponerlos o mejor dicho pujar fuertemente por ser uno de tus favoritos en este 2020. Una buena prueba de que con tantas y tantas influencias que pueda tener un proyecto, siempre se puede sacar un estilo personal como el de estos tipos.

 

 

19.- Dark Buddha Rising – “Mathreyata” (Svart Records)

Como todo disco de Dark Buddha Rising, no estamos ante una excepción al caso, llevándonos por ese empuje permanente, mostrando una composición de canciones y una producción, equilibradas a la misma altura. Otra nube de gran densidad cubierta de esos hongos flotantes que navegan entre la inmensidad del firmamento Dark Buddha Rising. El buen hacer de estos tipos, vuelve a elevarse a los altares del género, su onda expansiva sigue tallando en bruto los grandes pilares de la psicodelia más extrema. Una fascinación al alcance de muy pocos que a hace a este selecta familia de músicos, unos tipos totalmente inigualables, pero ante todo, la verdadera puerta que nos abre a la creación en la innovación del género.

 

 

18.- Boris – “NO”  (Self Release)

Nuevamente la agónica ambientación de Boris, aquí nos lleva por un nuevo crisol estilístico dónde la vertiginosidad de sus composiciones, están a la orden del día. Un canto al punk de la vieja escuela con una Wata a las 6 cuerdas mostrando sus actitudes más hostiles y con unos Boris totalmente auto-financiados para esta entrega, bajo una causa solidaria y aparición de lo más repentina.

 

17.- Turtle Skull – “Monoliths” (Art As Catharsis / Kozmik Artifactz)

“Monoliths” nos deja un largo fuzz psicodélico, con algunas gotas poperas, bastante comprensibles si nuestra idea no es otra que surfear por las olas ambientales que crean estos alquimistas de la neo-psicodelia actual. De las mencionadas bandas que pongo por influencias, pondría incluso la labor de Black Mountain, como otro de los grandes exponentes en unos Turtle Skull que confirman su poderío después de un debut que ya apuntaba maneras. La metamorfosis de los australianos, sigue su curso hacía las puertas del nirvana.

 

16.- Karkara – “Nowhere Land” (Stolen Body Records)

Karkara traza de altibajos su gráfica multicolor con una combinación de compendios que más allá de su mucha energía, no faltan los wah wah, sintetizadores, zumbidos en su gama más baja, melodías de Oriente Medio, el ambiente más vintage y todo bajo la saturación de la mejor distorsión.

 

15.- Mount Hush – “S/T” (Self Release)

De una naturaleza cautivadora, Mount Hush hace un estreno a lo grande con un trabajo que está llamado a ser uno de los debut más importantes del presente curso. Arrebatadores en todo momento, Mount Hush da al público lo que quiere, que no es otra que aquellas proezas que nos encandilaron en esta casa años atrás a modo de pequeños aperitivos, aquí se extienda por todo el firmamento de la banda reflejando un conmovedor paraje, lleno del linaje más tradicional y la conjunción de los básicos principios de la neo-psicodelia. Tal y como vaticinábamos en su día, Mount Hush es puro talento instrumental y todo un imán para el psych blues más afrodisíaco. Auténtico pata negra.

 

14.- Dopelord – “Sign Of The Devil” (Self Release)

Verdaderos arquitectos de su mejor oficio, estos carniceros del stoner/doom más hostil, regresan haciendo lo que mejor saben, nuevamente con el efecto sorpresa y sin previo aviso. Esto hace que la escucha de “Sign Of The Devil” sea doblemente buena. Tras las inquietantes ilustraciones de Fabien Staniec, se esconde un universo que rinde culto a la malevolencia con un instinto de muerte lenta y dolorosa. Un disco bajo el buen manto de un gran horneado de lúdicas sonoridades, respuesta tajante y la gravedad más distorsionada que caracteriza a estos músicos. La corrupción más sucia de su embestida, vuelve con un nuevo manifiesto que solo corrobora porque son una de las bandas más estimulantes del género y que mejores garantías entregan con cada lanzamiento.

 

13.- Wolftooth – “Valhalla” (Ripple Music)

“Valhalla” es la aperturas de aquellas ruinas del heavy metal ochentero hacía las vertientes modernas. Unos tipos con los deberes bien aprendidos, y con un talento tras de sí como lo dejarán ver de una manera más intimidatoria en su debut. Aquí definitivamente se destapan ante una colección de ganchos abrumadores que no dejará títere con cabeza.

 

12.- Green Druid – “At The Maw Of Ruin” (Earache Records)

Imágenes de un mundo antiguo levitan como espectros en la grandeza de este “At The Maw Of Ruin”. El retorno de Green Druid es único y un recuerdo imborrable de este 2020 y es que los versos de este segundo registro, nos llevan a un consenso espiritual interno, que los norteamericanos firman como notable evolución de unas canciones mucho más ambiciosas en su esquema.

 

11.- Sons Of Otis – “Isolation” (Totem Cat Records)

Los sentimientos, las exploraciones del inmenso subconsciente del ser humano, se unen como principios en un “Isolation” que viene en tiempos inciertos y de confusión, para llenarnos de su verdad onírica. Sobre la bandeja se aposentan nuestros peores temores pero ante todo, la necesidad del aislamiento de todos y cada uno de nosotros, con el simple hecho de ver desde lejos, como un mundo se apaga por la mentira y el odio, por la envidia o el rencor, por el dinero o el materialismo, por las ansias de poder, o la enfermedad de todo esto, que al fin y al cabo es lo que consume el planeta. Esto desde el lado conceptual, desde el instrumental, Sons Of Otis vuelven más grandes que nunca con un increíble viaje lleno de redobles, de la potencia de las 4 cuerdas y de carnívoros riffs que se rinden a la supremacía del blues más pesado, dentro de ese estado de repetitiva claustrofobia.

 

10.- Elder – “Omens” (Stickman Records)

“Omens” es un trabajo artesanal como nuevo paso al frente para Elder. La complejidad dentro del rock progresivo contemporáneo lleva en la figura de esta formación a uno de sus máximos exponentes. Desde su rudeza hasta su delicadeza, una visionaria pista como “Dead Roots Stirring” que bien podría resumir este trabajo 9 años atrás y que claramente, ya dejaba ver el gran oficio de una banda que poco a poco ha llevado una de las mejores mutaciones que jamás hayan escuchado mis oídos, y supongo que también los de muchos.

 

9.- Wino – “Forever Gone” (Ripple Music)

Scott “Wino” Weinrich, el hombre, la voz, la imagen de un género, vuelve a regalarnos un álbum mágico, emocional, agudo a ratos, melancólico en otros, reconocible a kilómetros de distancia, sólo su voz, las cuerdas y la poesía de quien tiene aún muchas historias por contarnos. Magia.

 

8.- All Them Witches – “Nothing As The Ideal” (New West Records)

Tenemos la conocida ambientación psicotrópica, tenemos diversificación que nos llevan a los posteriores desvaríos mentales, y ante todo, tenemos la garra y fuerza de los orígenes de la banda, como vuelta al redil en su última hazaña. Nada es lo que parece y para esto, nada mejor que lo ideal, la versión más completa de unos All Them Witches entregados desde todos sus cauces, se expone en el nuevo “Nothing As The Ideal”. Ese disco que les lleva al borde de sus posibilidades, guiados hasta al filo del abismo, para redescubrirse una vez más.

 

7.- Motorpsycho – “The All Is One” (Stickman Records)

“The All Is One” es un laberinto de ideas que en ningún momento se propone buscar una salida, al contrario, tal cuál como ha sido la carrera de estos prolíficos artistas, su intención no es otra que profundizar más y más. Toda una excursión progresiva dentro de los más de 80 minutos instrumentales más complejos de este 2020, dando significado a toda una saga y metiendo un álbum (“N.O.X”), dentro de otro álbum.

 

6.- Elephant Tree – “Habits” (Self Release)

“Habits” más que corroborar la factura distinguida de Elephant Tree, trae de vuelta a los músicos más pesados e intimidatorios que nunca. Dotado de una ambición que no parezca tener un techo que tocar, este álbum es una gran razón de peso sobre cómo no caer en monotonías o repeticiones varias y sí demostrar que un estilo como el stoner, más allá de los muchos matices o derivaciones a las que puede someterse, es un estilo ya clásico, pero no muerto, que puede tener un canto a la esperanza o un giro de tuerca más como nueva innovación como bien hacen estos alquimistas devoradores de atmosferas. Otro reajuste más del estilo bajo el empuje de las nuevas tecnologías en esta gran nube de ensueño que se recordará como uno de los grande hitos del 2020.

 

5.- Witchskull – “A Driftwood Cross” (Rise Above Records)

Estamos ante una de esas proyecciones mejores guardadas, un canto a lo mejorcito del género desde su época más contemporánea y la larga legión que sigue rindiéndoles culto con pleitesía, ajustando en esas tantas curvas cerradas los versos más concisos de estos Witchskull. Etéreos en sus voces, pero con una base sólida y un sonido tan logrado y firme como una puta roca. Más ambiciosos que nunca, en esta tercera entrega nos lleva a un nuevo nivel para el recuerdo del presente curso.

 

4.- REZN– “Chaotic Divine”  (Self Release)

Voces que parecen llegadas desde el fondo de un limbo que hace frontera entre la pérdida de la conciencia y la demencia del ser humano. Justo ahí, es donde se refuerza la energía sideral que cabalga a lo largo del maravilloso “Chaotic Divine”, interpretando leyes más propias de un mundo antiguo, a través de un enfoque visionario y de armazón infranqueable. La nueva odisea de REZN está aquí para sentirla a través de la admiración que cada vez se multiplican en más seguidores con el buen hacer de estos tipos, unos grandes arquitectos de las exploraciones auditivas, ofreciendo otra transición por viaje de ensueño, como la fuerza bruta que respira este divino caos que circunda en la bestia que llevan dentro.

 

3.- Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi” (Nuclear Blast Records)

Volvemos a vivir un nuevo capítulo empapado de texturas electrónicas y esa fusión tecno/jazz. La misma nos impulsa a ese terror cósmico omnipresente cimentado en toda esta pedazo de obra maestra de nuestro tiempo, en esta nueva exploración de los finlandeses, como enésimo reto vanguardista, influido por una infinidad de patrones de complejidad instrumental, siendo este el atractivo más magnético de Oranssi Pazuzu“Mestarin Kynsi” es un desgarrador ejercicio experimental que nos lleva más allá del universo musical conocido.

 

2.- Pallbearer – “Forgotten Days” (Nuclear Blast)

¿Es posible que “Forgotten Days” sea el mejor álbum doom del 2020? Un servidor aquí presente pondría la mano en el fuego apostando fuertemente por él. Cuando el doom se transforma en arte, el nombre que están buscando es el de Pallbearer. Su nueva entrega es la banda sonora ideal que acompaña este negro 2020, llena de una melancolía sublime que ahonda en los recuerdos más recientes. Las emociones chocan en estos más de 50 minutos hasta hacer saltar las lágrimas de tal derrumbe humano. Con todo esto, Pallbearer interpreta el presente desde su estado más reconfortante, con cierta inclinación al progresivo de la vieja escuela, como peculiaridad más notoria en un último vástago, más crudo y emocional como mejor resumen en una de las carreras más prometedoras dentro del doom del nuevo milenio.

 

1.- Slift – “Ummon” (Vicious Circle, Stolen Body Records)

Los títulos de sus canciones, las letras, su elaborada compositiva, el brillo de su firmamento espacial… Cuesta creer que este álbum haya sido concebido en medio de los muchos directos que llevo a cabo Slift durante el 2019, y como en muchos casos suele pasar, es en la carretera dónde se alcanzan las mejores composiciones para una futura grabación. “Ummon” son putas palabras mayores para este 2020, estos alquimistas del cielo de Toulouse han creado una epopeya sobresaliente que durante sus 70 minutos de totalidad, sumergidos en esa vorágine de estilos, encontramos canciones con una invención creativa, totalmente determinante para el presente curso y supongo, para el ahora nuevo futuro que les espera a estos Slift.

Facebook Twitter Plusone

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *