Geezer – “Groovy” (2020)

Psychedelic / Stoner / Heavy Blues

(Heavy Psych Sounds)

 

 

Podemos decir que “Groovy” es la quinta entrega en la franquicia de Geezer y el primero con el sello Heavy Psych Sounds, por el que ficharon hace tan solo unos pocos meses.

El power trío de la ciudad de Nueva York registró algunos cambios en su alineación durante el 2018 y se han mantenido en constante evolución con hasta 4 entregas en los últimos 4 años, sin contar esa pieza de 30 minutos con las que nos hicieron volar durante el 2017 (ver aquí).

Como un alma gemela de los Black Rainbows estudiados en el día de ayer, su fichaje por el sello Heavy Psych Sounds es poco menos que provechoso, ya que las tareas de Pat Harrington también se enfrentan a algo más que llevar las composiciones de su banda Geezer. Sus labores se extienden entre muchos festivales de la costa este norteamericana, así como su intromisión cada mes en los Doom Charts.

Lo dicho, mentes musicales bastante similares a un lado u otro del Atlántico, pero con la sabia convicción de que en la constancia se encuentra la mayor ofrenda para que la llama de esta escena del sonido pesado siga viva y ardiente.

Con todo esto, aterriza “Groovy”, un álbum a la postre un tanto diferente a los anteriores, centrándose sobre todo en el título que refleja, caracterizado por una mayor rítmica y de menos pegada con otras entregas como su homónimo álbum (reseña aquí), “Psychoriffadelia” (reseña aquí) o su último “Spiral Fires” (reseña aquí).

Precisamente centrándonos en esa última entrega en el formato más corto podemos aproximarnos a la órbita de los Geezer más actuales. Aunque cueste creer, y a muchos pueda sonar repetitivo, Geezer es de esas bandas que experimenta mucho con todos los movimientos surgidos en el seno del proyecto. El simple hecho de ver como sus últimos trabajos se han ido lanzado a través de sellos discográficos diferentes o ver diferentes rasgos sonoros en cualquiera de sus entregas hace que un tipo como Pat Harrington, como líder de este proyecto, sea todo un explorador de la materia, un minucioso incansable en busca de la perfección de su estilismo. En “Groovy” asistimos a otro de sus ejercicios que ponen a prueba su naturaleza inspiradora.

El heavy blues de Geezer, siempre va acentuado con las mayores dosis de groove. A algunos les puede sonar a Fu Manchu, y otros puedan irse por los derroteros de Wo Fat. Evidentemente, Geezer es la frontera que divide a estos dos titanes del sonido pesado, una clara influencia que a su vez les hace distinguidos en sus armonías siderales. Digo esto porque el álbum por momento parece el más psicodélico de todos los que han facturado hasta la fecha, y para esto, pistas como “Dig” o “Atlas Electra” marcan un inicio de álbum que a buen seguro se mantiene como tónica del mismo. Aparte de todo esto, y siempre con ese groove llevado por parte del batería Steve Markota y el bajista Richie Touseull, la seducción del buen blues aparece en “Awake”. El acompañamiento en las teclas es otro de los condicionantes de “Groovy”, adoptando un mayor número de elementos al espectro sonoro de la formación norteamericana.

Evidentemente, Geezer sabe conjugar perfectamente con esa base rítmica, adictiva en su marcha, se mezcla a la perfección con los alardes a las 6 cuerdas del señor Harrington, rellenando todas esas atmosferas psicodélicas, entre reverberaciones y diversos pedaleos para aclimatarnos a su mejor ambientación. “Groovy”, como álbum, también se caracteriza por una mayor presencia en la contribución de Touseull en el bajo y de arroparse en el clímax de una segunda parte del álbum mucho más exótica con registros notables como calidez de “Slide Mountain” o el magnífico cierre en “Black Owl”, dónde la labor de Pat crece de manera vertiginosa asentándose en uno de sus fuertes; las largas construcciones.

“Groovy” es un disco que le falta más músculo, y es que dentro de esa calidez veraniega del que provienen sus ochos canciones, Geezer nos lleva a un zona de confort perfectamente acomodada por armonías que proyectan con ese cosmic blues por el que ellos mismos se definen, a través de su disco más sinuoso hasta la fecha. Quizás por este último matiz sea por el aro que hay que entrarle a este “Groovy” si lo que quieres es llevarte una sonrisa de oreja a oreja y conseguir las buenas sensaciones que desde este punto ofrece el redondo. Por el contrario si lo que intentas es buscar la versión más pesada surgida de discos anteriores, me temo que “Groovy” puede llevarte a cierto desengaño. Por lo demás, resulta un álbum de fácil adaptación dónde Geezer, una vez más, demuestran su lado más camaleónico dentro de sus muchas incursiones.

El viernes sale a las calles vía Heavy Psych Sounds

 

Facebook Geezer

Bandcamp Geezer

Web Oficial Heavy Psych Sounds

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *