Lucifer – “V” (2024)

Hard Rock / Heavy Metal

(Nuclear Blast Records)

 

Uniendo caminos que perfectamente pueden sincronizar a los Scorpions de los 70 y los primeros Black Sabbath, la autonomía del occult rock de Lucifer sigue su curso y ahora llega con una nueva entrega a nuestro umbral psicodélico, como quinto mandato de su discografía.

Con el precinto de Nuclear Blast, las huestes de Johanna Andersson cumplirán su primera década el próximo 2025 y con este nuevo registro vuelven a mostrarnos ese entusiasmo que nos hace danzar entre tinieblas.

Hay un punto de inflexión claro en el sonido de Lucifer, y se encuentra en esa línea divisoria que separaban su homónimo debut de su segundo trabajo. A partir de aquí, el quinteto de Estocolmo, dejo de lado su proto metal más pesado, para fomentar más en esas líneas hard rock, de mayor elegancia y ligera psicodelia, para que se enfoque setentero por el que sus derroteros siempre se mueven, constituya un sonido algo más comercial.

Esto siempre bajo mi humilde opinión, y no seré el primero que añore el sonido registrado en aquel prometedor arranque. Yo recuerdo a Johanna Andersson justamente un año antes en un proyecto de corto plazo llamado The Oath, con la guitarrista Linnéa Olson, presentando un próspero arranque (reseña aquí), que acabo con la andadura unos meses después.

De estas cenizas se armaría una banda como la que es hoy en día Lucifer y la constante de Andersson por su fijación por el ocultismo setentero. Claro, de aquello hace casi una década, los Lucifer actuales pueden ir desde Blue Öyster Cult hasta Heart, contienen todos esos atributos de una formación clásica pero le falta algo más de esa pegada primitiva que ahora complementaría mucho una forja más madura en su amalgama de sonidos.

Independientemente a esto, “V” sigue causando ese impacto emotivo y más popero poniendo pistas como “Fallen Angel” muy próxima al riff de la mítica “Tush” de ZZ Top. Cargado de muchos estribillos adictivos, la faceta de Andersson se despliega en temas como “Slow Dance In a Crypt” y ese videoclip a los George A. Romero que vimos a finales de año, dejando paso así a temas mucho más sensuales como “The Dead Don’t Speak”.

Son muchas las veces en que el bucle se nos hace extenso, cayendo a veces en la monotonía o los denominados temas de relleno como “Strange Sister” o “Riding The Reaper”, aunque de esta última se destaca la labor de las guitarras, y esa denominación de origen setentera en la explosión y el momento indicado cuando llegan los solos.

Destaco pistas como “At The Mortuary”, un tema pegadizo y que de alguna manera, define la máxima ambientación tétrica de Lucifer en toda su esencia.

V” es posiblemente la suma de su caravana pandémica acaecida con las dos últimas entregas; “III” (reseña aquí) de 2020 y “IV” (reseña aquí) de 2021. La quinta obra de Lucifer, asienta el sonido mostrado en estas dos últimas bazas, el empuje del guitarrista de The Hellacopters, Nicke Andersson, y una cuidadosa elaboración combinada de manera notoria con el lado más ocultista del rock, y el largo legado del periplo setentero en su atmosfera más distinguida.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Lucifer

Bandcamp Lucifer

Web Oficial Nuclear Blast Records

 

 

Facebook Twitter Plusone
Visited 60 times, 1 visit(s) today

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *