The Graviators – «Motherload» (2014)

The Graviators Motherload

Psychedelic Rock / Doom /Stoner

(Napalm Records)

 

Todo un sacrilegio por mi parte al no haber descubierto esta banda antes de tiempo, pero debo reconocer que desde que escuché los primeros segundos de su nuevo trabajo “Motherload”, mis ansias por devorar su discografía fueron en pleno ascenso y comprobar este talentoso cuarteto que para sorpresa de pocos y originalidad de muchos, son de las que salen de ese país llamado Suecia.

Su nuevo álbum de estudio es el tercero de su discografía, la banda se formó en las profundidades frías y verdosas de Suecia por el año 2009, fue el sello sueco Transubstans Records quienes ficharon estos cuatro de Blekinge y sacar el posterior debut homónimo de la banda a finales del mismo año. Un año después ya se estaban codeando en los directos con ilustres veteranos del otro lado del charco como son Saint Vitus, en una exitosa gira por el viejo continente. En el año 2011 la banda vuelve a entrar en el estudio para grabar “Evil Deeds”, su segundo disco de estudio con el famoso productor Bemo Paulsson (Spiritual Beggars, The Haunted…), en un trabajo que cuenta con la colaboración de Petrus Fredestad en el órgano y Wurlitzer a los sintetizadores. El álbum se convirtió en la consagración definitiva de la banda y a finales de ese mismo año, The Graviators firma un contrato con el sello Napalm Records quienes serían los encargados de editar este segundo disco de los escandinavos que llegaría en el verano del 2012. En octubre del pasado año la banda volvió entrar a los Studios Bemo, dónde también grabaron su predecesor disco, y repitiendo mismo productor y mismos invitados con la gran portada de Vance Kelly.

Recordamos a nuestros seguidores que el próximo 23 de Mayo la banda estará tocando en la primera edición del Riff Ritual Fest que se organizará en la ciudad de Barcelona, promocionando su nuevo disco “Motherload”. Un trabajo para todos los gustos y de lo más convincente. Tanto si eres fan del heavy metal clásico, si disfrutas de la música blues o si prefieres el sonido más denso y arenoso. Sus 74 minutos de duración deja el resultado de 9 magníficos cortes de una calidad incuestionable.

The Graviators Band

“Leifs Last Breath Dance Of Valkyrie” te catapulta con ese vendaval de riffs doomsters y grisáceos paisajes para una tormenta de puro músculo instrumental y el estilo metalero clásico de sus guitarras. “Narrow Minded Bastards” es el vídeo que ya está puesto en circulación desde hace algunas semanas por la red promocionando su nuevo trabajo, un tributo a los mejores y eternos Sabbath con un estilo sumamente pesado y bien cargado. ¿Cómo juntar el estilo añejo de la banda británica con la música más actual de Graveyard o The Sword?. “Bed Of Bitches” es la respuesta, aparte de ser la canción más corta del disco, prosigue esa estela fúnebre que dejan las letras llenas de ocultismo de sus primeras canciones y tener cierto toque similar a aquel gran “Age Of Winters”.

A partir de aquí la calidad del disco empieza a elevarse de manera vertiginosa, “Tigress Of Siberia” rezuma ese aire clásico al heavy metal de los 70 cuando se cimentaban los estilos impuestos de Iron Maiden o Judas Priest. Los carnívoros riffs siguen haciendo acto de presencia para un tema con cierto inicio inquietante pero que pasado los primeros minutos la maquinaria engrasada funciona a la perfección para que The Graviators te deje uno de los temas más quebradizos del disco. Con “Lost Lord” la banda se marca un mayúsculo blues de más de 10 minutos que se convierte en una de las sorpresas más grandes de “Motherload”. Letal introducción en esos primeros segundos para introducirte en un cálido y delicado ambiente alcanzando uno de los clímax más altos del disco. Las propias letras te generan un éxtasis musical inmenso, de estos que ponen los pelos de punta. ¿Y qué podemos decir de ese tramo intermedio de canción? Te puede llevar desde The Doors hasta los Radio Moscow más sutiles. Impresionante es la definición más corta y concisa.

“Corpauthority” y “Drowned In Leaves” siguen indagando en esas partes que entremezclan la calidad del buen blues rock con el más contundente stoner que nos deja el cuarteto sueco. “Eagles Rising” es la damnificada de tantas grandes canciones, se podría decir que es una pequeña que gira entre grandes, no es mal tema pero sí creo que es excesiva su duración y acaba sumisa en algo monótono. La parte final de “Motherload” se orienta en un sonido más denso y pesado como los que provienen del género doom, por eso The Graviators quiere cerrar a lo grande con un tema como “Druid’s Ritual”, más de 13 minutos dónde suenan sus alarmas de evacuación y su estilo musical impenetrable te eyectan al infinito negro universal para dejarte flotando a gravedad cero con uno de los temas más grandes de su discografía. Canción que define todos los estilos antes mostrados, dónde la columna vertebral del cuarteto ejecutan un perfecto ejercicio instrumental progresivo realmente demoledor con la mención especial para su guitarrista Martin Fairbanks y el bajista Johan Holm.

Poco más que decir de este espectacular trabajo de la banda sueca, “Motherload” hará que vuelvas a enamorarte por enésima vez de los clásicos sonidos. Un disco que se resume en su mayor expresividad impuesta por el cantante Niklas Sjösberg a las voces, a las que hay que sumarles el sentimiento y la emoción que de él emanan.

Sigo en mis trece diciendo que este va a ser un gran año y el nuevo trabajo de The Graviators será otro más que quedará con gran recuerdo, no son sólo más buenas noticias para el mundo musical, sino un trabajo que se ha lanzado con un margen de error de 40 años pero que tiene todo el impulso de recordar y redescubrir la grandeza del rock psicodélico más clásico.

 

Facebook || Comprar

 

Facebook Twitter Plusone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *