Crónica PiedraFest 2016, Jornada I (Wurlitzer Ballroom, Madrid)

cartel-piedrafest-2016

 

 

Marcando el final de Octubre, el Piedrafest se erigió como la promesa cumplida de un torrente psicodélico inundando la sala Wurlitzer. Nooirax Producciones, promotora del evento, reúne en esta primera edición a toda una procesión de bandas que albergan los sonidos de la escena nacional en lo que a géneros underground se refiere. Un último fin de semana del mes otoñal que condensó desde rollos desérticos stoner, oscuros riffs de doom, égidas del post-rock más rompecuellos, hasta la locura progresiva.

La primera jornada del Piedrafest se autodefinía por la nomenclatura de su cartel como un ambiente cañero, macarra y motor en carretera hacia el horizonte. Quien hubiese escuchado mínimamente a las bandas de la noche, tenía que tener claro que la potencia solo iba a ir a mayores, y llegaríamos a un punto de estopa contra tímpano.

 

Black Bass llegó de Talavera de la Reina con el honor y el deber de ser aquel que tirase la primera piedra. Y contrariando al dicho, no escondieron la mano, sino que aprovecharon la oportunidad para dejar fluir un género que ellos mismos acertadamente acuñan en “rockdoompopstonerqueseyo”. Como un ventilador industrial, arroja aire fresco a las concepciones más asentadas acerca del stoner/doom, entregando en un formato un tanto más alternativo, pasajes que oscilan en la periferia del género. Banda originariamente dúo de batería y bajo, deciden abandonar esta configuración e incluir una guitarra en la formación, con evidentes gestos de mantener la composición en esas líneas divergentes con las que tratan de definirse a sí mismos.

arapahoes-live-band_optCentraron su setlist en su reciente trabajo “Blackbasstlevania”, un cómputo de influencias que difieren en canciones como “Crystal Lake” o “Informe Misterio”, escogidas en un setlist que engarza sin asperezas con temas de su anterior trabajo homónimo. Una inauguración del evento que asentaba aquello que era lo que íbamos a escuchar, si es que alguien no lo tenía claro.

Black Bass pinceló un comienzo comburente, estrenando la primera noche del Piedrafest de una manera mágica, señalando un camino hacia el sur, hacia las llanuras andaluzas que tanto dan que hablar últimamente, y mucho más que escuchar.

Bien se podría rebautizar como el Salvaje Sur, a través de la bárbara actitud de un grupo que ha asomado de nuevo la cabeza en el panorama con un trabajo espectacular de estudio. Arapahoes, como meridiano de la noche, alzaron sus mejores cortes en un formato de stoner pesado, cautivado por el metal, pero sin dejar de rezumar una esencia que huele y sabe similar a Clutch. Este último trabajo, bautizado con el nombre de “Blood Moon” (reseña aquí), nos trae verdaderos temazos desatados por los jienenses. “S.I.M.B” fue el grito de guerra que marcaría un concierto en el que pudimos escuchar íntegro “Blood Moon”, siendo intercalado con otros temas externos a su disco como fueron “Nautilus” o “Beyond the Wall of Sleep”. the-shooters-live-band_optCerró esta conjunción la sólida interpretación, en la que se impuso un stoner bañado en metal, con importante protagonismo vocal a través de líneas melódico-gríticas encajadas en una composición instrumental expuesta a altos niveles de salvajismo.

El final de Arapahoes solo significó el comienzo de la culminación de la noche a manos de unos pistoleros del riffs venidos de más al sur todavía. Dispersando cualquier mitigación de ruido, The Shooters arramplaron el escenario con la formación más cañera de Jerez DF. Implicando una escalada a un pico más alto en la gran montaña que el Piedrafest levanta en su primera jornada, mostraron la intensidad del stoner/metal más potente de nuestra escena. Estos tíos contemplan desde su “Dead Wilderness” (reseña aquí) la magnitud de su sonido en un público que queda atronado por los impactantes recorridos de su set, orbitando también en torno a temas del anterior “Planet of the Black Sun” (reseña aquí). Como cordilleras que se elevan sobre los vastos llanos andaluces, resuenan en mi cabeza temas como “Satellite”, “Roots” o “Black Mountain”. Este grupo se consolida como recomendación clara para todo aquel que le guste duro y pesado.

The Shooters fueron el broche de la primera jornada del Piedrafest, delineando el comienzo de un sábado altanero desde la Wurlitzer, que te deja preparado para comerte la noche. Eso sin olvidar, que al día siguiente nos esperaban otros tres grandes grupazos para sobrellevar la resaca de este día.

 

 

Crónica: Aston Wirz

Fotos: Aston Wirz / Adriana Rocha Pastor 

Promotora: Nooirax Producciones

Sala: Wurlitzer Ballroom

Fecha: 29-10-2016

Facebook Twitter Plusone

2 comentarios

  • Gracias a ti Fermín, por comentar, por seguirnos y por el soberano discazo que habéis parido este año. Abrazos a la tropa!

  • Fermín Arapahoes

    Gracias Habitación por la crónica, fue un placer compartir escenario con Black Bass y con The Shooters, y gracias también a la Wurlitzer por el trato y al jefazo de Alex Nooirax.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *