“Big Dumb Riffs”, carrera al sprint para Rickshaw Billie’s Burger Patrol

 

El fuzz a bordo de las 8 cuerdas vuelve de la mano de Rickshaw Billie’s Burger Patrol, y esta unidad fronteriza proyectando riffs desde el cinturón de asteroides con este nuevo “Big Dumb Riffs” y un título tan sugerente que hasta podría tener sentido si vemos la intencionalidad de los músicos a la hora de fabricarlo y las primeras ideas que instaron en su posterior proceso.

A este power trío tejano lo conocemos por sus diversas fechorías en entregas como “Grease Beast” (reseña aquí), “Burger Babes… From Outer Space!” (reseña aquí) o más recientemente en “Doom-Wop” (reseña aquí). Afirmativo, hemos seguido su carrera desde sus inicios, y siempre hemos quedado anonadados por su forma tan peculiar de llevar un groove tan simplista como demoledor a bordo de mástiles de 8 cuerdas.

Se pueden imaginar el sonido que puede sacarse de aquí, pero realmente de unos tipos que han sido criados musicalmente por la savia nutritiva de los 90 que pueden ofrecernos. ¿Qué se podría esperar de unos tipos que al gestar un nuevo álbum, simplemente ponen en su impronta eso de “vamos a tocar pura y simplemente”? Bajo esta premisa nace “Big Dumb Riffs”, y un provocador y corto trabajo que tiene en su imponente groove marcas que nos pueden llevar desde Pantera hasta la alternancia progresiva y caótica de Primus.

Así mismo lo han querido expresar en las previas de promoción de este nuevo álbum Rickshaw Billie’s Burger Patrol y esa devoción por la naturaleza alternativa siendo su álbum más rítmico en su música y bajo inclinaciones algo más afiladas.

Después de todo, no se puede obviar que la discografía de Rickshaw Billie’s Burger Patrol tiene partes que son puramente despiadadas al grave, pero resumir 11 canciones en menos de 25 minutos y cargarlo a su vez de muchos ganchos a disfrutar, está de la mano de muy pocos.

El álbum parece lo más propio a un sprint, y en esta carrera el power trío tiene el tiempo suficiente para darnos todo ese paseo por los 90 en su ejecución. Poner actos tan estrictos a reinar entre esa distorsión pero también siendo frenéticos en una estética algo más punk como la inicial “Clowntown”, asestar ese martillo stoner/doom en “Body Bag”, tener esos merodeos con el grunge más sucio con “Peanut Butter Snack Sticks” y la personificación de Melvins, las partes machaconas de “Whip It Around” o ese galope tan característico de ellos en “1-800-EAT-SHIT”.

Esto es tan solo una primera cara rica en nutrientes, con unos Rickshaw Billie’s Burger Patrol disparando en muchas direcciones que rápidamente se dejan apoderar por esas influencias a Primus en el segmento “Brat/El Sapo”. Aquí tenemos el entrante de una segunda parte fulminante, que pasa en un suspiro, pero sigue golpeando igual de fuerte con “Blue Collar Man” o ese cierre más oscuro que es “In A Jar”.

Al final es eso, te quedas con un trabajo meramente corto y estimulante, abierto a crear en tan poco tiempo todo un abanico de influencias trasladadas a la adolescencia de muchos, a la juventud de estos mismos músicos de Austin con gran devoción por las mejores hamburguesas y las conexiones espaciales. Añadamos algo más de fuzz vitaminado a sus muchos exponentes para que esta ecuación tan curiosa siga prosperando con el nuevo “Big Dumb Riffs”.

 

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Rickshaw Billies Burger Patrol 

Bandcamp Rickshaw Billies Burger Patrol 

 

Facebook Twitter Plusone
Visited 26 times, 1 visit(s) today

 

Banner La Habitación 235

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *