Elder – “Reflections Of A Floating World” (2017)

elder-reflections-of-a-floating-worldStoner / Progressive / Doom Metal

(Stickman Records / Armageddon Shop)

 

 

¿Dónde está el techo de Elder? Esta es la primera pregunta que puede venir a la cabeza cuando no sales de tu asombro en esos 60 minutos de total duración que tiene la escucha de su nuevo álbum. Ilusos por nuestro parte creyendo que con un disco como “Lore”, habían alcanzado la cima y cuando aún, muchos seguían disfrutando de sus degustaciones sonoras, como un incrustado más de tu reproductor, Elder regresa ante su vuelta más rápida con el sobresaliente “Reflections Of A Floating World”.

Nunca antes los señores Nick DiSalvo, Matt Couto y Jack Donovan, habían tenido un pronto reingreso en el estudio y debo reconocer por mi parte que la primera vez que escuche que Elder volvía al tajo a finales del pasado año, cierto temor me entró al considerarlo muy expedito, pero también es verdad que estos músicos juegan en otra liga, incluso podemos decir que son de otro puto planeta, y eso es un as que tienen bajo la manga y sacan en este cuatro trabajo suyo.

Mucha atmosfera rodea este álbum, y tal y como nos adelantaron los norteamericanos en su tiempo, puede que estemos ante su álbum más melódico hasta la fecha y de esto sabe mucho piezas como “Staving Off The Truth”, inmenso Nick DiSalvo, y su cierre “Thousand Hands”, dónde al igual que se predecesor tema, “Sonntag”, Elder se maravilla a través de un in crescendo que nos envuelve en una cálida mantra psicodélica llena de ímpetu, la familiar marca progresiva de Matt Couto a los parches y la fuerza más reconocida de estos Elder, ofreciendo todo un recorrido por su emblemática discografía de una sentada en esta última odisea suya.

Es verdad que una banda como ellos cada vez está dejando más de lado las voces y son muchos los temas en que la contribución de Nick a los micros queda reducida por la destreza de él y los suyos en la labor instrumental. Esto es lo que marca la evolución de Elder con el paso de estos años, siendo el pasado curso cuando cumplieron una década de existencia.

elder-band_opt

¿Qué hace glorioso a este “Reflections Of A Floating World”? La compactación que encuentra en su disco más largo y también más trabajado. Las 4 primeras piezas del álbum, superan los 10 minutos y en algunos casos como es con “Blind”, se nos van hasta los 13 minutos y medio. El talento aquí se esconde en que Elder emplea todo este tiempo para hacernos ondular por el espacio sideral a través de fuerte murallas de distorsionados riffs, melodías atmosféricas pocas veces vistas hasta la fecha y una delicadeza a la hora de lograr composiciones inolvidables, que hacen de este álbum como su disco más mimado hasta la fecha.

El final de “Dead Roots Stirring” (reseña aquí) está muy presente en esa parte final de “Sanctuary”, como apertura de este nuevo trabajo, Elder intenta dejar huella con la primera de las oleadas. El crecimiento de capas se hace como la nota más predominante del LP, pero de esto también se veía en muchos casos en “Lore” (reseña aquí) o ese “Riddle Of Steel”, en sus dos partes, de su homónimo trabajo (reseña aquí) del 2008. La innovación del cuarto asalto de los de Boston la marca sin duda “The Falling Veil”, el primero de sus adelantos y el que marca pasado, presente y futuro de Elder. Con esta pieza y la sobresaliente “Blind”, se plasma un antes y un después en su discografía, llamando a la progresión, la técnica y la maestría de sus 3 componentes, que más allá de sus funciones, tienen la entrada de otros protagonistas exentos hasta la fecha con el sonar de los teclados. Aquí es donde entra en juego la contribución de Mike Risberg o las colaboraciones de Mike Samos en mandolinas y solos de guitarra. Todo esto, forman un escenario extraordinario en esa “Blind” de 13 minutos, simplemente únicos.

“Reflections Of A Floating World” es un manjar de finas texturas progresivas, un nuevo giro de tuerca en la música de Elder, la confirmación de que “Lore” no era artísticamente su techo, la respuesta de que el buen hacer de estos músicos es tan grande como el universo conocido y lo más importante; su disco más largo hasta la fecha, entregado en el plazo más corto. Con estas palabras solo puedo rendirme al encanto de estos maestros del sonido pesado norteamericano. Más allá de ser un referente dentro de sus fronteras estadounidenses, cualquiera de sus canciones es una gozada escucharlas en sus directos. La cruzada por las vivencias de la banda en esta primera década de subsistencia, tiene su pase de diapositivas en su cuarta obra, un disco que precisamente en el día de hoy sale a la venta a través de Stickman Records y Armageddon Shop, y que desde “La Habitación 235”, te lo entregamos en bandeja para que disfrutes de su escucha única.

 

Facebook || Bandcamp || Bigcartel

Error: Embedded data could not be displayed.

Facebook Twitter Plusone

4 comentarios

  • No te equivocas, yo también estoy tocando los 40 y muy pocas bandas despiertan las sensaciones que hacen estos tipos. Quizás por eso, sean únicos en su especie…

  • Jo

    Elder me producen una sensación que muy pocas bandas me han generado a lo largo de mis casi 40 años. Tienen algo diferente, especial. Creo que serán un clásico, tiempo al tiempo.

  • Gracias amigo, un placer tenerte por aquí…

  • Camello Eléctrico

    Es una maravilla este disco, ya tuve la oportunidad de apreciarlo y qué manera de regresar de una banda. Son una verdadera proeza en el sonido espeso.

    Saludos banda de la habitación 235. Son mi referente para conocer y leer mucho sobre este mundo lleno de sonidos mágicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *