Monomyth – “Orbis Quadrantis” (2019)

monomyth-orbis-quadrantis

Psychedelic / Space Rock / Instrumental

(Suburban Records)

 

 

Nos columpiamos nuevamente dentro de la mejor de nuestras ambientaciones, abrazando esas texturas floydianas arrojadas en la experimentación de los progresistas Monomyth y su nuevo “Orbis Quadrantis”, un álbum que cita a esa frase que me invento yo, para ver como en un género tan complejo y clásico como el rock psicodélico, la vanguardia es su fiel compañía, ya que son en bandas como esta dónde las creaciones alcanzan su cenit, guiados por la mayor de las entregas.

Para el estilo en cuestión, da igual que hayan pasado 50 años desde sus primeras raíces, vivimos en tiempos de auténtica catarsis, proyectados por jóvenes formaciones ambiciosas, instruidas por los dioses del pasado para conquistar nuestros corazones nuevamente, aquí, en el presente.

La secuela de su imperial “Exo” (reseña aquí), es también nuestro arranque en esto de las reseñas para esta semana, otra más a bordo de la 235, proyectando hacía el cosmos de la invención creativa las 4 nuevas pistas que manifiestan y llevan al alza el legado de estos 5 arquitectos del progresivo, desde el cielo de La Hague.

Con cierto retraso llega el nuevo álbum de los holandeses, previsto desde su lanzamiento inicial para el pasado 14 de Febrero vía Suburban Records, y pospuesto hasta el pasado viernes 13 de Septiembre, dónde ahora sí, se puede disfrutar inmensamente de sus ramificaciones atmosféricas como continuación de un álbum como “Exo”, el mismo que tuvo su gran repercusión en aquella gran cosecha del 2016 (ver lista aquí).

La oleada de bandas instrumentales crecen cada día, y este 2019 sin duda, está siendo uno de los últimos años de mayor repercusión. Me gusta un estilo como el instrumental, no hay voces ni patrones que seguir, tan solo una naturaleza musical única dónde poner sobre la mesa, los infinitos espacios conectados en las muchas ideas de sus componentes.

monomyth-band

Rondando los 40 minutos se presentan estas 4 pistas de Monomyth, con crecimientos de fina melodía y aires de grandeza en su ADN como esa apertura llamado “Aquilo”. Monomyth coquetea con todo su arsenal de prestaciones con momentos de dulzura para acondicionarnos rápidamente a su característico clímax. A mis oídos, parezcan llegar ecos de resonancia de aquel “Sparkling Waters” de Mammatus, un remanso de paz y desconexión en sus suaves efectos a las teclas y marcas a la guitarra. Y ya que hablamos de teclas, la importancia de elementos como el sintetizador, son sin duda una de las características principales en el empuje de ese tercer acto denominado “Auster”. Llevando entre ese arpegio de movimientos rápidos, la dupla guitarra/sintetizador es esencial, deslizándose y expandiéndose a lo largo del corte en capas que nos llevan hasta otras dimensiones. Es una pista enriquecedora que desde ya, pasa a mis favoritas en la discografía de Monomyth, generando emociones y una gran variedad de sonidos que en el conjunto final, le dan un toque distintivo para poder disfrutar de otro proyecto más floreciente para la neo-psicodelia del nuevo milenio.

Con “Eurus” despega la rítmica de la banda, bien conducidos y con un buen galope, Monomyth vuelve a presumir de sus muchas oscilaciones instrumentales, chocando nuevamente sus ideas más sensibles, con su alma más salvaje. Mismo crecimiento que en su apertura se presente en el cierre “Favonius”. Monomyth vuelven a flotar a la deriva en sus distinguidas jam sessions, creando algo en su justa medida para provocar la mejor de las alucinaciones. El tramo final, pasados los 6 minutos, entra toda la artillería pesada, la retroalimentación en los riffs de guitarra se erigen como protagonistas, todo se vuelve caótico y tal cuál como aparecieron en masa, lentamente van desapareciendo uno tras otro, hasta volver a quedarnos solos.

Una delicia en su escucha, y un mayor sentimiento en su aventura. “Orbis Quadrantis” es un disco para los incondicionales del rock espacial, una mejor puesta a punto de unos Monomyth que siguen ascendiendo a través de esos surcos de vanguardistas melodías, y excelentes compases atmosféricos, idóneos para todo seguidor del género. Si bien el sintetizador cobra una importancia nunca antes vista en su discografía, la ambición de los holandeses sigue su curso y “Orbis Quadrantis” es el mejor de sus manifiestos. En algo tan complejo de llevarse al cerebro para saber disfrutar de todos sus matices, la maestría de la banda se aposenta como un imán que entra desde la primera escucha y que poco a poco van conquistando tu interior.

 

 

 

Facebook Monomyth

Bandcamp Monomyth

Web Oficial Suburban Records

Error: Embedded data could not be displayed.

 

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *