Crónica Volcano Fest 2 (Jornada I) (Aguere Cultural, Tenerife)

 

Se hizo de rogar pero por fin llegaba aquel viernes 7 de Mayo de 2021 para convertir lo que muchos veían como una utopía; la celebración de un festival después de lo contado y surgido en este planeta visto desde cualquier perspectiva del mismo. Ahí estaban los señores de Planet Caravan, organizando nuevamente el que ya de por sí es su festival, exponiendo lo mejor de la escena canaria, y confrontando en este caso diversos pesos pesados de la península ibérica.

La proyección del suroeste europeo en toda su estirpe, un manifiesto distinguidos desde varias corrientes musicales para citarse en esa primera jornada de esta segunda edición del Volcano Fest, y un lugar que casi es como una segunda casa de todo adorador de estos sonidos como el recinto lagunero del Aguere Cultural.

En una idea casi impensable, es dónde se obró el milagro… Es verdad, tal vez no sean las condiciones más adecuadas para vivir un evento de esta índole, pero también es cierto que sentados, con una buena jarra de cerveza puedes centrarte más en los detalles. Esto claro, desde mi punto de vista y humilde opinión, siempre discutible claro. En cualquier caso, lo importante, es lo importante, y es que esta cultura underground siga promoviéndose, que los artistas musicales vuelvan a subirse a los escenarios y que sus canciones, y su legado, sigan avivando la llama para vivir todos de esta fiesta de altos vuelos, que siempre supone cualquier noche de conciertos.

Desde la península, amigos y seguidores me preguntaban atónitos sobre cómo era posible la celebración de un festival con la que está cayendo. Más incluso cuando se trataba de un cartel de doble jornada. Independientemente a todo esto, el Volcano Fest terminó celebrándose cuando muchos, un servidor aquí presente tirando de sinceridad, lo veía prácticamente como un suicidio. Se postulaba imposible a simple vista. Que equivocado estaba…

Todo tiene un comienzo, y cuando se vive una pandemia global y deja de girar el planeta, tarde o temprano tiene que haber una reactivación. En este caso, la primera jornada del Volcano Fest era ese punto que nos enfocaba a la rampa de lanzamiento, y con el caldero en plena ebullición y las piezas sobre el tablero dispuestas a afrontar una nueva partida, la fuerza de los anfitriones I.S.L.A. saltaba al ring para demostrar el enorme calibre y la pegada, bajo los vestigios más incisivos de hardcore.

Desde Madball hasta Hatebreed, pasando por la vieja escuela del punk con Black Flag o Dead Kennedys entre los exponentes más directos. Afilados momentos como marcan los cánones de este género, gobernados por las instigaciones más hostiles de un buen riff y la descarga vertiginosa de sus componentes.

Un EP como “Hold Fast” tenía su mejor presentación en la sala del nivel superior del Aguere Cultural. Dicho esto, temas cortos pero rellenos de la definitoria alta vitalidad, cohesionaban con esa furia de I.S.L.A desplegada sobre los escenarios, consolidando su marca desde el 2019, y una de las bandas más prometedoras del ámbito canario dentro su género.

Los también anfitriones Magec, instauraban por primera vez en la jornada los sonidos más fangosos, bajo una lírica acorde a la cultura guanche canaria. Con claros dominios del estilo, y sobre todo respetando sus principios más estrictos, la terminología sludge/doom de los tinerfeños, irrumpía sobre las tablas del Aguere con la fuerza de sus dos lanzamientos hasta la fecha “Departure Island” (reseña aquí) y el posterior “Ethereal Link” (reseña aquí).

A destacar que esta primera jornada comenzó con algo de retraso en su horario, pero que la rápida contribución de las bandas y una buena organización detrás que nos diera el gusto de disfrutar de los momentos necesarios en su justa medida, consiguieron remontar ese pequeño contratiempo y acabar a la hora estipulada.

Llegado este momentos, nuestros vecinos “canariones” de Maremotus, arrastraban el mismo fenómeno marítimo en oleadas de intensidad atmosférica, presentando su más reciente álbum debut (reseña aquí), arropado en este caso por la edición y distribución del sello madrileño amigo Nooirax Producciones.

Tal vez nuestros queridos artistas me podrían sacar de la duda, pero Maremotus, con todo lo que ha caído habrán tenido pocas posibilidades de estrenar este disco en directo, eso destacando que la actuación del Volcano Fest, era su estreno en la isla vecina para una formación que parte con componentes de Heather Brooke, Föss o Mondo Diávolo entre sus filas.

Precisamente las cinco canciones que conforman su EP fueron el único set list para disfrutar de esas conexiones melodiosas, alabada por una técnica sección rítmica, esa melodía singular pero muy acorde con el género post metal impuestas las guitarras de Ton Herrera, y por supuesto la entrega pasional de su frontman para acabar de conformar el círculo atmosférico-progresivo, que define el sonido de Maremotus.

Según se acercaba la noche, la sala iba llenándose llegando a resultar casi que pronto cuando el aforo ya estaba completo y lo realmente gordo de la noche estaba por llegar. El power trío catalán, Electric Monolith, sabían que eran la guinda de este primer pastel del Volcano Fest, y viajando décadas atrás a través de una metodología puramente al valvular proto metal de los setenta y claros referentes que nos pueden llevar por la vieja escuela de Black Sabbath hasta Budgie, un discazo como “Resurrect The Dead” debut de esta formación de Barcelona, como continuación de aquellos Twin Wolf que reseñamos su único álbum en 2014 (reseña aquí), hacía las delicias de los más nostálgicos, aquellos tiempos cuando ese árbol genealógico que es el gran tallo del rock, empezaba a extender sus ramificaciones bajo una armonía pionera registrada 50 años atrás. Emparentado claramente con sus hermanos mayores, Electric Monolith son otra prueba de mucho peso sobre como este clásico movimiento musical, vuelve a vivir de una segunda juventud, y sigue sonando tan fresco como el primer día.

Las canciones de su álbum debut y algún cover como esa sorpresa que fue “21st Century Schizoid Man” de los arquitectos King Crimson, levantaron rápidamente un público en el que sus principales pensamientos, entendían que a estas alturas de la noche, las sillas ya sobraban, y las grandes noches de rock volvían de nuevo frente a sus miradas. La química de este power trío comandado por Oscar (guitarra), Ramón (bajo) y Pepo (batería), se hizo patente al mini segundo de la actuación de Electric Monolith. Hay una veteranía detrás de estos músicos curtidos en mil batallas, que les alaba, y es posible que un proyecto como es Electric Monolith, define sus más directas referencias musicales, alcanzadas en su madurez como músicos.

Continuará…

 

 

 

 

 

 

Crónica: Rubén Herrera

Fotos y vídeos: Paul Michael Cope Guerra

Promotora: Planet Caravan

Sala: Aguere Cultural

Fecha: 07-05-2021

Facebook Twitter Plusone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *